¿Cómo se llaman los yates de los famosos?

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/10/yate-famoso.jpg

Muchas celebrities tienen entre sus propiedades un yate que duerme en el puerto, del mismo modo en el que una familia de clase media posee una enciclopedia en el salón. Lo que para algunos ciudadanos de a pie es algo inaccesible se ha convertido en lo más normal del mundo entre el famoseo más adinerado nacional e internacional.

Y como si de una mascota se tratase, cada yate tiene su propio nombre, algo que pudiera parecer baladí pero que para muchos no lo es. Así, hay quien opta por ponerle nombres de personas, de obras de arte o de animales, según el gusto del consumidor. ¿Hacemos un repaso de algunas nomenclaturas de embarcaciones célebres?

Animalitos

 El diseñador Roberto Cavalli tiene un yate de casi 30 millones de euros por el que constantemente pasan famosos de los más selecto, como el matrimonio Beckham, la actriz Sharon Stone o incluso Mike Thyson. ¿Su nombre? Shark, es decir, Tiburón. No confundir con el “pulpo” de Paul Allen, cuyo yate Octopus es uno más de la flota de navíos, submarinos y vehículos a control remoto para explorar el fondo submarino que posee este cofundador de Microsoft.

Obras de arte

Tita Cervera es una gran amante del arte, algo que no es un secreto para nadie. Por ello, al yate de 38 metros de eslora que le dejó el difunto barón Thyssen lo bautizó como Mata Mua,  igual que un cuadro de Gauguin.

Nombres de personas

Mariu no es un hermano o un primo de Giorgio Armani, sino su yate; del mismo modo que Melody se llama la embarcación y no la hija o la pareja del “playboy” Javier Hidalgo, y por el que se dejan ver Fonsi Nieto, Raica Oliveira o Paulina Rubio.  Por su parte, Alberto Cortina y Elena Cué decidieron llamar al suyo Marlena. Más romántico es el presidente del Real Madrid Florentino Pérez, cuya esposa y yate se llaman igual: Pitina. Eso sí, como ya ha tenido varios, el actual es el Pitina III, un juguetito que le costó 18 millones de euros.  Y luego, como excepción un tanto hortera está la mezcla de nombres de Fernando Fernández Tapias y Nuria González, que bautizaron a su yate con la mezcla de ambos, Nufer; si bien hay que destacar que este barco lo vendieron ya y que actualmente surcan los mares en el  Tumberry.

Nombres parecidos

No hay que confundir el Fortuna y el Fortuny. El primero es el yate de  30 metros de eslora que posee la Familia Real y con el que sale a navegar tradicionalmente por las aguas de Mallorca con la llegada del verano. Por su parte, el Fortuny (que debe su nombre a una discoteca) es propiedad de Mar Flores y Javier Merino. La pareja tiene además otros barcos como el Smas y el Denizen.

Otros nombres variopintos

La ahora expareja sentimental de diseñadores Dolce y Gabanna son los propietarios del Regina de Italia, una embarcación de más de 50 metros de largo repleta de lujos, pinturas y tapices. El compañero de profesión Valentino es el dueño del T.M. Blue One, de Valentino, que está tan orgulloso del nombre que incluso hizo bordar “TMB” en las servilletas del mismo. Con algo menos de glamour, el Pacha III es el nombre del yate de los Casiraghi, mientras que el dueño de Zara Amancio Ortega llamó al suyo Valoria, que suele dormir en el puerto de Sanxenxo durante todo el año.  El Pocero, Francisco Hernando, es propietario del Clarena II, y el magnate ruso Roman Abramovich  es el propietario del Pelorus, el cual tiene dos helipuertos, piscina cubierta y sistema antimisiles. Casi nada.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies