‘Todos están muertos’ revive la movida madrileña

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/04/TodosEstanMuertos3-1050x553.jpg

La directora Beatriz Sanchís debuta en el largometraje con Todos están muertos, que antes de su estreno ya ha causado mucha espectación tras ganar en el Festival de Cine de Málaga los premios a la mejor actriz para Elena Anaya, el Premio Especial del Jurado y a la mejor banda sonora. Una cinta que homenaje a esa edad de oro del pop español que se vivió en los ochenta, y de hecho, el propio programa de Paloma Chamorro ha servido para inspirar a los créditos del filme.

Groenlandia fue un grupo musical de gran éxito en los ochenta, formado por dos hermanos, Lupe  (Elena Anaya) y Diego (Nahuel Pérez Biscayart). Pero aquella época pasó, y en 1996, Lupe es una mujer solitaria que no ha logrado superar que Diego falleciese en un accidente de tráfico. No quiere tener contacto con el mundo exterior, y tampoco acaba de entenderse ni con su hijo Pancho (Christian Bernal) ni con su madre, Paquita (Angélica Aragón). Pero un día, y tras un ritual esotérico, a Lupe se le aparece el espíritu de su hermano para intentar ayudarla a reconducir su vida.  Además, Pancho hará un nuevo amigo, Víctor (Patrick Criado), que mediante su afición a la música hará que madre e hijo acerquen posiciones.

TodosEstanMuertos4

La ópera prima de Beatriz Sanchís es una película fresca y emotiva en la que el espectador ayudará a Lupe a encontrar una cordura que no se sabe si alguna vez la tuvo. En Todos están muertos también hay mucha nostalgia en lo que a cultura musical se refiere, especialmente para los amantes de la movida madrileña, quienes podrán cazar todo tipo de guiños a artistas de aquella época como Bernardo Bonezzi (líder de Zombies y autor del tema Groenlandia, quien falleció durante la preproducción de la película), Ana Curra o el malogrado Eduardo Benavente, ambos de Parálisis permanente. De hecho, también hay algunas situaciones que han sido casuales y no homenajes; así, Lupe tiene una madre mejicana como Alaska, pero este elemento fue una mera coincidencia, según explicó la directora en la presentación en el Festival de Málaga.

Las interpretaciones de la película están muy acertadas, con una espléndida Elena Anaya y una no menos fabulosa Angélica Aragón. El hilo conductor de toda la historia de fantasmas es Pancho, el hijo de Lupe, que comienza y acaba con su voz en off la película reflexionando sobre el hecho de que tu madre sea una estrella del rock; algo que puede parecer maravilloso, pero que no tiene por qué, sobre todo, si esa estrella es ahora una mujer agorafóbica que vive de las rentas del pasado y que necesita que un ángel de la guarda, como su hermano, la ayude a encontrar esa luz que necesita.

TodosEstanMuertos2

La música también está presente en toda la historia, utilizada como un interesante elemento dramático: la música detrozó la familia, y es la música la que ayudará a que todos los personajes cierren las heridas del pasado. De hecho, Pancho tiene ese gusanillo artístico de la música pero la mala relación con su madre le hará que tome como referente a su amigo Víctor, que a su vez sí tiene a Lupe como espejo; un curioso juego de reflejos en el que lo único que queda claro es que, como se dice en un determinado momento de la película, “las estrellas de rock son gente especial”.

Todos están muertos llegará a las carteleras el próximo 30 de mayo.

TodosEstanMuertos1




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies