Receta: tarta de Santiago tradicional

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/05/tarta-santiago-1050x788.jpg

¿Te gusta la almendra? Si es así, esta es sin duda tu receta.
La Tarta de Santiago es una receta tradicional de la cocina gallega. De origen desconocido, este dulce típico es prácticamente igual a la Tarta de Elche, de la cual se distingue por no llevar harina de trigo, por lo que no contiene gluten y es apta para celíacos. Sus principales ingredientes son almendras, azúcar y huevos a partes iguales, y desde hace relativamente poco se decora la superficie espolvoreando azúcar glass sobre una plantilla de la Cruz de Santiago o de la concha del Peregrino. Esta receta de tarta de Santiago que os propongo hoy presenta además un toque de canela, ralladura de limón y aguardiente de hierbas.

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 35 minutos
Tiempo total: 45 minutos

INGREDIENTES:

  • 250 gramos de almendra molida cruda (preferiblemente variedad Marcona)
  • 5 huevos grandes
  • 250 g de azúcar
  • La ralladura de la piel de 1/2 limón (sólo lo amarillo)
  • 1/2 cucharadita rasa de canela molida (unos 5 g)
  • 1 poco de mantequilla para engrasar el molde
  • 1/2 chupito de aguardiente de hierbas o del licor que más te guste
  • 50 g de azúcar glass (o azúcar blanquilla molido) para adornar

ELABORACIÓN:

Para esta receta es aconsejable utilizar un molde desmontable de unos 23 cm de diámetro (preferiblemente de cerámica), para que resulte más fácil y cómodo desmoldar la tarta. Aunque también puedes encontrar moldes especiales para preparar esta tarta, con los que te quedará un poco más fina y la almendra más crujiente. Esta receta es muy sencilla y rápida de preparar, ya que en unos 10 minutos tienes todo montado y sólo tienes que introducirla en el horno y esperar a que se cocine. La calidad de los ingredientes es importante, por lo que recomiendo utilizar almendra tipo marcona, aunque podéis escoger la variedad que más os guste.

El primer paso para elaborar una deliciosa tarta de Santiago es moler la almendra en una picadora, preferiblemente en dos rondas para obtener dos texturas diferentes: una muy molida, casi harina, y la otra un poco más gruesa para que se note ligeramente al masticar. Ahora, colocamos la almendra molida en el horno a 120ºC durante unos 10 minutos para que suelte el aceite y la humedad de la almendra cruda. También podemos hacerlo en una sartén, tostando la almendra a temperatura baja unos minutos y moviéndolas para que no se quemen.

Mientras la almendra se está tostando (pero echándole un ojo para que no se queme), añadimos en un bol el azúcar y los huevos y batimos bien hasta que blanqueen un poco, preferiblemente con varilla eléctrica. Reservamos esta mezcla y mientras vamos lavando el limón, lo secamos y rallamos la mitad. Insisto en que no debemos olvidarnos de la harina de almendra que estamos tostando… es el momento de retirarla del horno. Seguidamente, añadimos a la mezcla de huevos y azúcar la ralladura de limón, medio chupito (25 ml) del licor que más nos guste y media cucharada de canela molida. Dejamos que se enfríe un poco la almendra tostada y cuando esté tibia la agregamos a esta crema. Mezclamos bien con una espátula de madera o silicona sin llegar a batir, sólo removiendo bien para que se integren todos los ingredientes.

tarta-de-santiago

Precalentamos el horno a 180ºC por arriba y por abajo (si el horno tiene opción de aire, la activamos), untamos el molde con la mantequilla y vertemos en él la masa. Inmediatamente introducimos el molde en el horno y horneamos a 180ºC unos 35 minutos, hasta que la superficie esté dorada. Los últimos 10 minutos pondremos un trozo de papel de aluminio por encima para que no se nos tueste excesivamente. Es importante vigilar el horno, ya que cada uno es diferente; en unos puede estar lista en 30 minutos y en otros en 40, por lo que es aconsejable probar pinchando con un tenedor de vez en cuando para ver si la tarta está cocinada por dentro (cuando el tenedor salga limpio sin restos de masa cruda).

Cuando la tarta esté bien horneada, la sacamos y dejamos que se enfríe un poco sin taparla. Unos diez minutos después la desmoldamos, fabricamos una plantilla recortada de una cruz de santiago (se pueden comprar, pero es muy sencillo y económico hacerla tú mismo), y espolvoreamos azúcar glass por toda la superficie para que se quede el dibujo marcado. Para que quede impecable, lo mejor es tamizar el azúcar con un colador por toda la superficie de la tarta. Retiramos la plantilla y dejamos la tarta enfriar por completo a temperatura ambiente hasta que vayamos a servirla. ¡Y a disfrutar!

santiago-cake-by-jules

La combinación de las diferentes texturas de la almendra y su característico sabor hacen de esta tarta un dulce típico exquisito. Además, sólo necesitas unos pocos ingredientes y unos minutos para elaborarla y tendrás listo un postre que conquistará a todos tus invitados. A pesar de que esta receta no es demasiado ligera ni barata, la tarta de Santiago está deliciosa y merece la pena permitirse un capricho para probarla. ¡Una vez al año no hace daño!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies