El que no se ‘consola’ es porque no quiere

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/07/skea.jpg

Nintendo revolucionó hace algunos años el sector de los videojuegos gracias al control por movimiento que trajo consigo su consola Wii. Aunque básico y poco explotado por las desarrolladoras, supuso el primer paso para imaginar nuevas formas de controlar a nuestros personajes favoritos más allá del tradicional mando con sticks y botones.

Realidad aumentada, realidad virtual, hologramas… Nuestra imaginación, sumada al desarrollo tecnológico de la industria, hacen posible soñar con cualquier cosa; sin embargo, dudamos de que alguien esperara llegar a ver algún día un videojuego que pudiera ser controlado con la vagina.

Sí, habéis leído bien. Se trata de Skea, un dispositivo creado por la firma china Linkcube y que tiene como objetivo ayudar a las mujeres a entrenar sus músculos vaginales para poner fin a problemas derivados del parto, como la incontinencia urinaria y, de paso, asegurar una vida sexual óptima.

Aunque ya existe un tratamiento conocido como el ejercicio Kegel, para el entrenamiento de los músculos del piso pélvico, éste puede ser tedioso y, además, requiere cierta constancia: sesiones de 20 minutos diarios durante 3 meses.

Por eso, los responsables de Skea defienden los beneficios de su producto, al que consideran un método alternativo y, ante todo, entretenido y placentero para las mujeres. “Creemos que Skea puede ayudar a millones de mujeres de todo el mundo para despedirse de problemas como la incotinencia urinaria y disfrutar de una mejor calidad de vida”, explica Tom Chen, físico y diseñador de juegos de Linkcube.

Skea-1

De hecho, el nombre de Skea proviene de Smart Kegel Exercise Aid (Ayuda inteligente del ejercicio de Kegel). Su funcionamiento es sencillo: con las contracciones de los músculos pélvicos se realizarán diversas acciones según el juego, como dar saltos, aunque sus creadores no descartan poder dar más usos a la tecnología, como compartir resultados en redes sociales (lo cual implicaría el bloqueo de muchos amigos, garantizado).

Para ayudar a las usuarias a lograr sus objetivos y animarlas a seguir practicando, con cada contracción Skea emite una vibración que… bueno, ya sabéis.

Por el momento, Skea se encuentra en fase de financiación, bastante lejos del objetivo económico que han establecido. Si queréis ayudar a sus responsables a hacer este producto realidad y, de paso, recibir uno en casa, tendréis que desembolsar 85 dólares (unos 63 euros).

Parece complicado que lleguemos a ver el producto en las estanterías de las tiendas, y lo cierto es que el vídeo de presentación (en inglés) no ayuda:

¿Qué juegos podrían beneficiarse del control que ofrece este gadget? Un Super Mario se nos antoja un poco complicado…

Vía: Kickstarter

 




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies