San Francisco Franco del Palmar de Troya

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/10/san-francisco-franco.jpg

El dictador Francisco Franco ya tiene su escultura como santo; al menos, dentro de la Iglesia de los Carmelitas de la Santa Faz, una escisión de la iglesia católica, apostólica y romana que tiene su sede en la pedanía sevillana de El Palmar de Troya. Desde hace unas semanas, una imagen de San Francisco Franco, con su uniforme militar y su aureola de santidad custodia el recinto donde este grupo religioso rinde culto a otros particulares santos como San Cristobal Colón, Santa María Eva Ibarguren (Evita), San Luis Carrero Blanco mártir o incluso San Adolf Hitler.

La historia de esta particular secta se remonta a finales de los años 60, cuando en El Palmar de Troya unas niñas dijeron haber visto a la Virgen. Poco después, toda la localidad se llenó de videntes variopintos, entre los cuales logró hacerse un hueco Clemente Domínguez, que acabó capitaneando el cotarro bajo la dirección de Manuel Domínguez, su confidente y aparentemente pareja.

San-Francisco-Franco Palmar de Troya

La cosa se fue de madre cuando lograron convencer a un obispo para que les ordenase sacerdotes, y cuando murió el papa Pablo VI, Clemente fue autoproclamado “papa Gregorio XVII” por orden divina, creando una sociedad religiosa hermética en la que lograron mucho dinero gracias a donaciones y herencias, muchas de ellas de personas extranjeras. El “papa Clemente” murió en 2005, y ya ha sido elevado a los altares también en esta iglesia. De hecho, una imagen suya también salvaguarda el Palmar cerca de la escultura de San Francisco Franco. Actualmente, el cabeza de esta religión es el padre Sergio María, un exmilitar murciano que eligió el nombre papal de Gregorio XVIII.

Como particularidad, hay que destacar que esta iglesia del Palmar de Troya se considera la única y auténtica, pues cree que el Vaticano ha caído en garras del demonio. Además, han realizado una particular lista de excomuniones en las que está toda la iglesia de Roma y los espectadores del filme ‘Jesucristo Superestar’.

La historia de estas apariciones y este particular antipapa fue llevada al cine en los años 80 en la producción ‘Manuel y Clemente’, un hilarante largometraje en el que Ángel de Andrés López interpreta a Clemente, con unas interpretaciones magistrales sobre todo en lo que a las apariciones marianas y a los trances se refiere.

Por último, merece la pena reseñar que el Palmar no es la única secta que rinde culto a Franco. Tal como recogen desde el blog Strambotic, en Moscú hay una congregación donde también se adora como santo al dictador español.

Artículo relacionado:

Manuel y Clemente, la película de las apariciones de El Palmar de Troya




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies