Receta: torrijas tradicionales

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/03/torrijas-de-leche-1050x700.jpg

Se acerca la Semana Santa, y como cada año, la mayoría de los hogares se impregnan del dulce y familiar olor a canela de los postres tradicionales que se preparan en estas fechas. Las flores manchegas, el arroz con leche, las rosquillas de sartén, son algunas de las recetas más comunes estos días. Sin embargo, el postre que más triunfa en Semana Santa es, sin duda alguna, las torrijas. Un dulce típico de nuestro país tan sencillo y económico que sólo requiere ingredientes básicos como pan, huevos, leche, canela y azúcar, habituales en cualquier hogar.

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 20-30 minutos
Tiempo de cocción: 5-10 minutos (para freír el total de torrijas)
Tiempo total: 30-40 minutos

INGREDIENTES:

(Para 10-12 torrijas)

  • Una barra de pan del día anterior o un paquete de pan para torrijas de 500 gr
  • 1 litro de leche
  • 3 huevos
  • Azúcar (6 cucharadas para la leche y un poco más para rebozar las torrijas después de freírlas)
  • Canela en rama
  • Corteza de limón o naranja
  • Aceite de oliva
  • Canela en polvo

ELABORACIÓN:

Ponemos la leche a calentar a fuego bajo en una cacerola y añadimos 6 cucharadas soperas de azúcar (puede ser moreno de caña). Mezclamos bien y añadimos una rama de canela partida por la mitad para que suelte más sabor. Seguidamente, agregamos la corteza de limón o de naranja (la que más nos guste) y dejamos que se caliente. Cuando rompa a hervir, apagamos el fuego, tapamos la cacerola y dejamos reposar. Cuando la leche se haya templado, la colamos y la ponemos en un recipiente, preferiblemente grande y poco profundo para que resulte práctico a la hora de mojar el pan.

A continuación, cortamos el pan en rebanadas de unos 2 cm de grosor y las vamos introduciendo una a una en la leche, empapándolas bien por ambos lados pero sin dejarlas mucho tiempo para que no se rompan. Vamos poniendo una sartén a fuego medio con abundante aceite para que cubra. Mientras se calienta, batimos los huevos y remojamos en él las rebanadas de pan que teníamos en leche. Es preferible dejar los huevos batidos antes de meter el pan en la leche, así sólo hay que pasarlas directamente de un recipiente al otro justo antes de echarlas a la sartén.

Cuando el aceite esté caliente, vamos friendo las torrijas por ambos lados hasta que se doren, sin pasarnos para que no se quemen. Hay que tener paciencia e ir haciéndolas por rondas, ya que si ponemos muchas juntas en la misma sartén pueden pegarse y romperse. Tardan muy poco en freírse por cada lado, así que no llevará mucho tiempo hacerlas todas. Cuando estén fritas, vamos sacando las rebanadas de pan y las ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Mezclamos aparte 5 cucharaditas de azúcar por una de canela (pon más si las rebanadas son muy grandes o si quieres hacer más cantidad), y lo espolvoreamos generosamente sobre las torrijas. Para que queden más dulces y jugosas, en algunas regiones es tradicional añadirle por encima un chupito de brandy o moscatel mezclado con azúcar y canela y echándolo, pero este paso es opcional. Si no tenemos brandy o no queremos añadirlo, basta con preparar más cantidad de la mezcla de azúcar y canela y rebozar bien en ella las torrijas.

torrijas-de-cuaresma1

Siguiendo estos sencillos pasos ya no será necesario esperar a los días de vacaciones para irrumpir en casa de tu madre o abuela a saquear la bandeja de torrijas… ¡podrás prepararlos tú mismo siempre que te apetezcan!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies