Receta: Tarta de queso con chocolate sin horno

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/04/Tarta-de-queso-con-chocolate-y-fresas.jpg

Hay un sinfín de formas de preparar una deliciosa tarta de queso, pero una de las más sencillas es esta receta fría con base de galleta que no necesita horneado. Además, la superficie de chocolate le da un toque dulce y suave, fundiéndose en el paladar con la crema de queso y el frescor de las fresas naturales.

INGREDIENTES

  • Un paquete de galletas (mejor tipo Digestive)
  • 70 gr de mantequilla
  • Canela
  • 1 tarrina de queso de untar
  • 300 ml de nata líquida
  • 700 ml leche
  • 75 gr de azúcar
  • 2 sobres de cuajada en polvo
  • Fresas para decorar
  • 200 gr de chocolate de tableta (blanco/negro/con leche)

ELABORACIÓN

Para la base
Trituramos las galletas y las mezclamos en un bol con la mantequilla previamente templada hasta formar una pasta, añadimos un poco de canela molida y la esparcimos por el molde que vayamos a usar, y lo metemos en la nevera para que se endurezca.

Para la crema de queso
Apartamos un vaso de leche fría y disolvemos en él los sobres de cuajada. En un cazo, calentamos la nata, el resto de la leche, el azúcar y el queso, mezclándolo bien hasta que comience a hervir. Siguiendo las instrucciones del preparado para cuajada, añadimos al cazo el vaso con la disolución y ponemos a hervir nuevamente sin dejar de mover durante un par de minutos. Por último, vertemos el relleno sobre la base de galletas que teníamos reservado dejamos que enfríe un poco y lo metemos en la nevera un par de horas mínimo para que cuaje. En mi opinión, está mejor de un día para otro.

Para el topping
Laminamos las fresas y las reservamos en un plato. Troceamos la tableta de chocolate (puede ser de cualquier tipo; blanco, negro, o con leche) y lo calentamos en un cazo a fuego lento con cuidado de que no se queme, removiendo suavemente. Cuando esté fundido, lo repartimos sobre la superficie de la tarta antes de que se endurezca, y ponemos por encima las rodajas de fresa una a una. Podemos derretir otro trozo de chocolate diferente para decorar dibujando finas líneas por encima de las fresas. Cuando la tarta esté decorada, la dejamos enfriar en la nevera.

Esta receta acepta varias alternativas; puedes usar ingredientes light como el queso de untar y la leche desnatada, o cambiar la capa de chocolate por mermelada o cualquier otra fruta fresca. Sin embargo, merece la pena degustar esta fusión de sabores al combinar chocolate con fresa, la suavidad del queso, y la galleta crujiente. ¡A nadie le amarga un dulce!




Hay 1 comentario

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies