Receta: tarta de fruta

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/06/tarta-de-fruta-1050x787.jpg

Llegó junio y con él el sol y las altas temperaturas. Y para refrescarnos, ¿qué mejor que un menú semanal fresco y ligero compuesto por frutas y verduras de temporada? Hoy os propongo un postre lleno de color y sabor que agrada tanto a la vista como al paladar, con el que seréis los perfectos anfitriones si organizáis una fiesta en la piscina o cualquier comida o cóctel en la terraza al resguardo de una sombrilla. ¡Darse un capricho de vez en cuando te alegra el día y no afecta a la operación bikini tanto como crees! Aquí va nuestra receta de tarta de fruta y nata:

INGREDIENTES

Para el bizcocho:

  • 4 huevos
  • 2 yogures naturales (después tomaremos la medida de los ingredientes con el recipiente del yogur)
  • 3 vasos de yogur de harina
  • 2 vasos de yogur de azúcar
  • ½ vasito de yogur de aceite
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Ralladura de un limón

Para el relleno decorado:

  • 500 ml de nata para montar
  • 100 gr de azúcar
  • Frutas al gusto (yo usé kiwis, fresas, y frutas del bosque)

PREPARACIÓN

Para comenzar, prepararemos el bizcocho echando todos los ingredientes en un bol: los huevos, los yogures, la harina, el azúcar, el aceite, la levadura, y la ralladura de limón. Los batimos bien con la batidora y vertemos la masa en un molde desmontable previamente engrasado. Por último, horneamos el bizcocho a 180º durante 30-35 minutos hasta que al pincharlo salga el palillo limpio y dejamos enfriar.

Mientras tanto, montamos la nata siguiendo estos pasos:

Es importante que la nata esté bien fría de la nevera para poder montarla, y que el cuenco donde vayamos a hacerlo sea de cristal o de metal. Es mejor meterlo unas horas antes en la nevera para que esté también frío. Comenzamos a batir con una batidora de varillas haciendo movimientos circulares suaves siempre en la misma dirección, y vamos añadiendo el azúcar poco a poco sin dejar de batir durante unos minutos hasta que adquiera la consistencia deseada. No debemos parar para luego seguir batiendo, ya que se puede cortar. Después, lavamos y escurrimos bien la fruta y la troceamos o laminamos del tamaño que más nos guste para colocarla por encima de nuestra tarta.

Una vez haya enfriado la base de nuestra tarta, lo partimos por la mitad con mucho cuidado. Para que no nos quede seca la tarta, emborracharemos ambas capas del bizcocho con un poco de zumo de naranja untando la superficie con una brocha de cocina, y comenzamos a esparcir la nata generosamente en la primera capa. Podemos añadir trocitos de frutas picadas al relleno mezclándolo con la nata, y cuando lo tengamos colocamos la otra base del bizcocho por encima. Repetimos el proceso untando la superficie y las paredes de la tarta con el resto de la nata, y disponemos los trozos de fruta por encima decorándola como más nos guste.

fruta-de-temporada-verano

Podéis utilizar tantas frutas como queráis: fresas, kiwis, melocotón, peras, mango, melón… pero yo os recomiendo las de temporada, que siempre son mucho más sabrosas y menos tratadas. Además, ¿qué mejor época que en verano, con tal variedad de frutas ligeras y refrescantes?

¡Espero que la disfrutéis!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies