Receta: tarta de chocolate blanco (sin horno)

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/07/raspberry-white-chocolate-cheesecake.jpg

¿Te gusta el chocolate blanco? ¡Pues tienes que probar esta receta! Una tarta fresca fácil y apetecible en estos calurosos días de verano que conquistará a todos los amantes del chocolate blanco. La textura suave y cremosa de la capa de chocolate combina a la perfección con la base de galleta crujiente. Además, este postre es rápido y sencillo de elaborar, ¡y no necesita horno!

Dificultad: fácil
Tiempo de elaboración: 15 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
Tiempo de reposo: 3 horas mínimo
Tiempo total: 3 horas 20 minutos aproximadamente

INGREDIENTES:

Para la base de galleta:

  • 1 paquete de galletas digestive (o María)
  • 100 gr de mantequilla
  • Una cucharadita de canela

Para la crema de chocolate blanco:

  • 300 gr de chocolate blanco
  • 500 ml de nata líquida
  • 500 ml de leche
  • 60 gr de azúcar
  • 2 sobres de preparado para cuajada

ELABORACIÓN:

Para la base de galleta:

Trituramos las galletas en una picadora o procesador de alimentos (podemos hacerlo a mano con un mortero y paciencia) y las mezclamos con la mantequilla previamente fundida (unos segundos en el microondas) y la canela. Mezclamos todo hasta que quede una pasta densa. Seguidamente, forramos un molde con la base de galletas sin dejar ningún hueco y presionamos bien con las manos contra la base del molde para que quede compacta. Introducimos el molde en la nevera mientras vamos preparando la crema de chocolate blanco.

Para la crema de chocolate:

En un cazo ponemos el chocolate blanco en trocitos, la nata, la nata, 300 ml de leche (reservamos 200 ml para disolver la cuajada) y el azúcar. Ponemos el cazo a calentar a fuego medio, con mucho cuidado de que no se queme, y mientras disolvemos los sobres de cuajada en el vasito de leche fría que habíamos reservado. Mezclamos bien el preparado para cuajada con una cucharilla para que no quede ningún grumo, y esperamos hasta que la mezcla de nata y chocolate que tenemos en el cazo comience a hervir. Cuando rompa a hervir, añadimos al cazo el vasito de leche con cuajada y removemos continuamente con una cuchara de madera durante un par de minutos aproximadamente. Cuando vuelva a hervir, apagamos el fuego y retiramos el cazo. Vertemos con mucho cuidado la mezcla en el molde donde teníamos la base de galleta, y dejamos enfriar hasta que podamos introducirlo nuevamente en el refrigerador. Cuando esté templado, metemos el molde en la nevera y dejamos enfriar unas 3-4 horas para que cuaje, aunque siempre es mejor hacerlo de un día para otro para que coja más sabor y consistencia. Cuando la tarta haya cuajado por completo, la desmoldamos con cuidado y la decoramos con mermelada al gusto, fruta fresca, chocolate fundido, frutos secos o lo que más nos apetezca; ¡el chocolate blanco combina con casi todo!

untitled-3605

CONSEJOS:

1. Para preparar la base de galleta de forma rápida, si no dispones trituradora o procesador, un truco es meter las galletas partidas en una bolsa (si es hermética, mejor) y pasarles un rodillo de amasar por encima hasta que queden bien picadas.
2. Si vas a decorar la tarta con mermelada, procura que sea de calidad o, aún mejor, casera.
3. Si quieres que la mermelada se extienda con facilidad por la superficie, lo mejor es que la calientes un poco en el microondas antes de untarla.
4. Si prefieres que la mermelada quede sin pepitas, pásala por un colador después de calentarla.
5. Si no quieres ponerle mermelada, puedes decorar la tarta con frutos rojos o cualquier otra fruta, chocolate, etc. El contraste del colores y sabores con el chocolate blanco hacen que quede mucho más sabrosa y vistosa.
6. Otra opción para la decoración es utilizar bolitas de chocolate o frutos secos al gusto.

Para decorar con cobertura de mermelada:

  • Mermelada de frambuesa o de fresa
  • Virutas de chocolate

Para preparar una cobertura de ganache blanco:

  • 250 g de chocolate blanco
  • 50 g de nata líquida

Para preparar la ganache de forma rápida, fundimos el chocolate junto con la nata en un cazo a fuego bajo. Cuando esté templado, lo vertemos con cuidado sobre la superficie de la tarta y lo guardamos inmediatamente en la nevera para que la ganache se endurezca.

white-chocolate-cheesecake-dreamy

Ideas para restar calorías a tu tarta:

Si quieres disfrutar de un delicioso postre de chocolate blanco más ligero y sin azúcar, también puedes preparar una tarta “light” igual de rica y menos pesada para este verano. Para ello, sustituye el azúcar por stevia u otro edulcorante al gusto. Para la base, utiliza mantequilla baja en calorías o mantequilla de frutos secos natural y preferiblemente galletas integrales o de avena sin azúcar. Para la crema, usa un chocolate sin azúcar y sustituye también la nata por la misma cantidad de leche evaporada o leche de soja.

Sólo necesitas unos minutos para elaborar este delicioso pastel que triunfará en cualquier evento familiar o con amigos. ¡No te quedes con las ganas de probarla!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies