Receta: pan casero al estilo tradicional

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/04/bread3-1050x700.jpg

A lo largo de la historia, el pan, alimento básico y primordial, se ha ido elaborando con el cereal disponible en cada zona o con la variante modificada más resistente. En España, el pan se ha elaborado tradicionalmente a base de harina de trigo (aunque actualmente existen gran variedad de alternativas), combinándolo con otros ingredientes tan básicos y a la vez esenciales en nuestro país como son el aceite de oliva y la sal. ¿A quién no le gusta acompañar las comidas con un pedazo de pan recién horneado, crujiente por fuera y esponjoso por dentro? Siguiendo cualquiera de estas dos opciones, una más rápida y sencilla y la otra un poco más elaborada pero más tradicional, podréis disfrutar del mejor pan artesano hecho con vuestras propias manos.

Dificultad: media
Tiempo de elaboración: 20 minutos
Tiempos de reposo (en el caso de seguir la opción B): 30-60 minutos + 15 minutos
Tiempo de horneado: 40-50 minutos
Tiempo total: entre 1h30min y 2 horas

INGREDIENTES:

  • 300 gr de harina de fuerza
  • 10 gr de levadura fresca de panadería
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 170 ml de agua templada

ELABORACIÓN:

Para comenzar, ponemos en un bol grande el agua templada (a unos 35ºC) y desmenuzamos en ella la levadura. A continuación añadimos el aceite, la harina y la sal y mezclamos hasta obtener una masa pegajosa. Pasamos la mezcla a una mesa limpia y enharinada y amasamos hasta que no se nos pegue en las manos. Podemos ir añadiendo más harina o agua si lo vemos necesario para obtener una masa fina y suave. A continuación, formamos una bola con la masa. Ahora tenemos dos formas de hacer el pan; las dos son fáciles, pero una (la más tradicional) lleva más tiempo que la otra.

Forma rápida: la manera más rápida de hacer pan casero sería metiendo la masa en un bol de pirex. Para ello, engrasamos el bol con aceite para que no se pegue, metemos la masa, le hacemos unos cortes en la superficie (para darle apariencia de hogaza tradiconal) y le espolvoreamos un poco de harina por arriba. Debemos tapar el bol con una tapa de pirex, y seguidamente lo metemos al horno (sin precalentar) a 200ºC durante unos 50 minutos. Otra opción para elaborar pan de forma rápida y sencilla es, en lugar de utilizar un molde de pirex, introducir la bola de masa en una bolsa de plástico apta para horno. Cerramos bien la bolsa y horneamos de la misma forma que si lo hiciésemos en un molde. El tiempo de cocción depende del horno, por lo que tenemos que ir vigilando hasta que empiece a dorarse para evitar que se nos queme.

a_pan_de_trigo_blanco_1

Forma tradicional: para elaborar pan casero de manera más tradicional, más lenta pero que da mejor resultado (la miga sale más esponjosa y la corteza más crujiente), tenemos que dejar reposar la masa en un lugar cálido durante una o dos horas tapada con un paño húmedo (hasta que doble el volumen). El tiempo que tarda en subir dependerá de la temperatura ambiente; si hace calor, bastará con 30-45 minutos; pero si hace frío es recomendable esperar entre 45-60 minutos. Una vez haya reposado la masa, la volvemos a amasar un poco y le damos la forma que deseemos; puede ser una bola para hacer una hogaza, formar un rosco, una barra, o incluso dividir la masa en varias porciones y hacer panecillos individuales. Cuando le hayamos dado forma, lo dejamos reposar otros 15 minutos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y vamos precalentando el horno a 180ºC. Pasado este tiempo, horneamos nuestro pan unos 40 minutos a 180ºC, vigilando para que no se queme. Si hemos formado panecillos individuales tenemos que estár más pendientes, ya que al ser más pequeños tardarán menos (no más de 30 minutos, dependiendo del horno y el tamaño de los panes). Cuando empiecen a dorarse, apagamos el horno y dejamos enfriar por completo.

bread1

¡Ya podemos disfrutar de un buen pan casero recién horneado al estilo tradicional! Lo mejor es hacerlo con tiempo siguiendo los pasos de la segunda opción (la forma tradicional) para dejarlo que leve sin prisa. Pero, si no disponéis de mucho tiempo, la primera opción también queda muy bien y os puede salvar de algún apuro. Además, puedes experimentar añadiendo a la masa nueces, aceitunas, tomates secos, especias, semillas de sésamo… es fácil, barato, ¡y totalmente artesanal! ¿A qué estás esperando para probar a hacer tu propio pan casero?




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies