Receta: mousse de fresa (también en versión light)

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/07/strawberrymousseflare1.jpg

La mousse de fresas puede convertirse en el postre por excelencia en tu hogar, especialmente durante el verano, ya que es un dulce fresco y ligero. Además de su apetecible textura espumosa y su sabor dulce y suave, el mousse de fresa es muy fácil y rápido de elaborar. Así pues, esta delicia culinaria es una receta muy práctica y cómoda de preparar incluso con los más pequeños de la casa, además de una buena forma enseñarles lo ricas que pueden estar las recetas hechas con fruta.

MOUSSE DE FRESA

img_5139

La mousse de fresa es postre fácil y rápido de preparar, ya que no es necesario andar midiendo cada ingrediente con precisión ni ser muy habilidoso en la cocina. Además, no tiene que pasar por el horno, lo que alivia bastante en esta época del año en la que tener que estar alrededor del horno a ciertas horas del día puede convertirse en una pesadilla.
Aunque la receta de la mousse es un poco delicada porque hay que montar nata o claras de huevo, en esta receta usaremos una combinación de las dos para asegurarnos de que el resultado sea esponjoso y consistente aunque ninguno de los dos pasos nos salgan a la perfección.

Dificultad: fácil
Tiempo de elaboración: 20-30 minutos
Tiempo de reposo: 3 horas

INGREDIENTES:

  • 500 gr de fresas
  • 250 gr de nata para montar (también se podría sustituir la nata por la misma cantidad de queso mascarpone)
  • 3 huevos grandes o 4 pequeños
  • Azúcar al gusto (probar)

ELABORACIÓN:

Para preparar una deliciosa mousse de fresas, empezamos limpiando las fresas y las trituramos con la batidora. Si tienen muchas pepitas, podemos pasarlas por el colador o el pasa purés para retirarlas, pero no es necesario. Reservamos el puré de fresas y vamos a ir montando la nata. Si queremos hacerlo bien lleva mucho tiempo, pero como esta es una receta de mousse sencilla y rápida, vamos a “semi-montar” la nata simplemente. Para ello, la montaremos con la batidora a poca velocidad, para que coja cuerpo y espese, pero tampoco hace falta que lo hagamos a la perfección ni pasemos mucho tiempo batiendo. Otra opción es, si queremos evitar este paso, sustituir la nata por la misma cantidad de queso mascarpone.

Aparte, para hacer que la mousse sea esponjosa vamos a montar también las claras de tres o cuatro huevos a punto de nieve. Para ello utilizaremos una batidora con varillas, y con mucha paciencia le vamos dando volumen hasta que podamos darle la vuelta al cuenco sin que se caiga (es una forma de hablar, no es necesario que probéis a hacerlo, por si lo volcáis demasiado pronto…). A mitad proceso le vamos a añadir una pizca de sal para que coja cuerpo, y después un poco de azúcar para endulzar. Por último, mezclamos la nata con el puré de las fresas y seguidamente incorporamos la mezcla poco a poco a las claras a punto de nieve, removiendo suavemente con las varillas manuales con movimientos envolventes para que no se baje demasiado. Vertemos la crema en las en 4 copas de postre individuales y las dejamos enfriar en el frigorífico al menos tres horas para que cojan consistencia. Pasadas las 3 horas, ya podemos disfrutar de nuestro exquisito postre de mousse de fresas fácil y rápido.

MOUSSE DE FRESA LIGHT

mousse-de-fresa

Si quieres cuidar la línea y no pasarte con las calorías, también hay una receta de mousse ideal para ti. Mousse de fresa light, baja en grasas y sin azúcar; ¡para que no te prives del postre!
La fresa, además de que aporta antioxidantes, gran cantidad de vitaminas, favorece al sistema inmunológico, previene el estreñimiento y son ricas en ácido fólico, es una fruta sabrosa perfecta para elaborar deliciosos postres. ¿Qué más se puede pedir de un alimento tan sano y bajo en calorías?

Dificultad: muy fácil
Tiempo de elaboración: 10 minutos
Tiempo de reposo: 2 horas

INGREDIENTES:

  • 300 gr de fresas
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 3 claras de huevo
  • 3 cucharadas de stevia o miel
  • 250 gr de crema de queso light (tipo philadelphia)

ELABORACIÓN:

Para comenzar, ponemos a hidratar en agua fría las hojas de gelatina durante 4 minutos. Mientras, trituramos las fresas junto con 50 gramos de queso de untar con una batidora o procesador de alimentos. Calentamos 2 minutos la mezcla en el microondas e incorporamos la gelatina ya hidratada, moviéndolo bien para que se integren todos los ingredientes. A continuación incorporamos el resto del queso (los 200 gramos restantes) y mezclamos bien. Aparte, montamos las claras a punto de nieve con unas varillas eléctricas y las añadimos a la crema de fresas y queso. Mezclamos bien y repartimos la mousse en copas o recipientes individuales. Dejamos enfriar en la nevera durante 2 horas para que coja consistencia y servimos este delicioso postre decorado con trocitos de fruta, miel o espolvoreando una cucharadita de cacao sin azúcar.

Si no encontramos fresas o preferimos hacer la crema de otros sabores, también podemos utilizar otras frutas como plátano o melocotón o frutas de temporada como el melón.

dairy-and-egg-free-strawberry-mousse-2 (1)

La mousse de fresa es un postre fácil y rápido que gusta a casi todo el mundo, ya que su sabor y su textura son suaves y delicados. Para hacer nuestro postre más vistoso, podemos decorar la copa con unas hojas de menta o hierbabuena a la hora de servirla, que le dará un toque de color y aroma que combina a la perfección. ¡Te encantará!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies