Receta: galletas de avena

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/03/galletas-de-avena.jpg

Esta receta es muy rápida, sencilla, y económica, pero sobre todo es muy sana y ligera, ideal para deportistas o para el que le guste cuidarse. Viene muy bien para desayunar antes de irse al gimnasio, o para merendar con una infusión si no te puedes resistir a un dulce. Además, tiene tantas alternativas como quieras. Puedes cambiar la harina integral por harina refinada (aunque ésta es menos sana), el azúcar moreno por miel, la esencia, y combinarlo con los ingredientes que tengas en casa (cacao puro en polvo para hacerlas de chocolate, frutos secos, plátano…).

INGREDIENTES

  • 250 gr de copos de avena
  • 100 gr de harina integral o harina normal mezclada con salvado de avena
  • 150 gr de azúcar moreno (se puede sustituir por miel o un poco de edulcorante)
  • ½ cucharadita de levadura
  • Una pizca de sal (para potenciar el sabor de los ingredientes)
  • 2 huevos
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla, avellana, naranja, o cualquier aroma que te guste

OPCIONAL

A las galletas de avena básicas se les puede añadir pepitas de chocolate (blanco, negro…), trozos de frutos secos, de uvas o ciruelas pasas, o decorar por encima con almendra laminada o cobertura de chocolate.

ELABORACIÓN

Mezclamos en un recipiente los copos de avena, la harina, el azúcar, la levadura, y la sal. En un cuenco aparte mezclamos los huevos con el aceite y la esencia y se lo añadimos a la preparación anterior, mezclando a mano todos los ingredientes con una cuchara o lengua de silicona (no usar batidora eléctrica). La pasta obtenida es granulada y un poco pegajosa, pero es normal, los copos de avena no se deshacen en frío.

Posteriormente, formamos bolitas del tamaño que queramos y aplastamos bien para darles forma de galleta (recordad que llevan levadura, por lo que subirán un pelín, pero tampoco demasiado). Las vamos poniendo en la bandeja de horno forrada con papel vegetal y las pintamos con huevo batido para que queden doraditas (este paso es opcional). Horneamos en el horno precalentado a 180ºC 10-15 minutos, o hasta que veamos que están doradas, con cuidado de que no se quemen y las sacamos para que se enfríen.

No necesitas mucho tiempo y duran bastante, así que puedes aprovechar para doblar las cantidades y guardarlas para toda la semana. ¡Espero que os gusten!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies