Receta de crepes clásicos o fitness

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/12/receta-de-crepes.jpg

Preparar unas deliciosas crepes es rápido y sencillo y requiere solamente de ingredientes básicos como harina, leche y huevos. Las crepes pueden ser tanto dulces como saladas, por lo que esta receta de origen francés es recurrente tanto para desayunos y meriendas como para servir de entrante o primer plato, rellenándolas de queso fundido, espinacas, salmón, o lo que más te guste. La sencillez de este plato permite elaborarlo a cualquier hora, y es un desayuno perfecto para reponer fuerzas y disfrutar en familia los fines de semana. Además, si te gusta cuidarte y no sabes qué tomar por las mañanas, la versión “fitness” de estas crepes es ideal para ingerir una buena cantidad de proteínas sin grasa ni azúcar. ¡Elige la opción que más te guste y sorprende a tu familia o amigos con un plato completo y saludable!

Tiempo de elaboración: 5 minutos
Tiempo de cocción: 1 o 2 minutos por crepe
Tiempo total: 15 minutos (dependiendo del número de crepes)
Dificultad: muy fácil

RECETA CLÁSICA

INGREDIENTES:

  • 3 Huevos
  • 125 gr Harina
  • 1/4 Leche
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla

ELABORACIÓN:

Batimos los huevos en un bol y añadimos la leche y una pizca de sal. Seguidamente, vamos tamizando la harina encima de la mezcla anterior poco a poco y mezclando a la vez con movimientos envolventes. Tenemos que mezclar muy bien los ingredientes hasta conseguir una crema homogénea. Cuando tengamos la masa, dejamos reposar unos 10 minutos antes de empezar a hacer las crepes, y mientras vamos preparando la sartén. Pasado el tiempo de reposo, añadimos a la sartén media cucharadita de mantequilla antes de cocinar cada crepe y vertemos un poco de masa en la sartén con un cucharón. Tiene que quedar una capa fina para que las crepes no nos queden demasiado gruesas. Es muy importante añadir la mantequilla antes de cada crepe y que la sartén sea antiadherente para evitar el riesgo de que se peguen y se rompan. Cuando esté hecha por un lado (se hacen en unos segundos, por lo que hay que vigilar siempre que no se quemen), las damos la vuelta para que se doren por el otro lado. Una vez tengamos hechos las crepes, tan solo queda rellenarlas con los ingredientes que queramos y decorarlas si preferimos presentarlas de forma original.

Podemos modificar esta receta para hacerla más ligera y sana cambiando la harina por integral y el azúcar por edulcorante, pero si eres deportista y prefieres recetas altas en proteínas y bajas en hidratos de carbono la mejor opción es preparar estas crepes “fitness”:

OPCIÓN FITNESS:

crepes fitness

INGREDIENTES

(con estas medidas salen unas tres crepes):

  • 90 gr de avena en copos o harina de avena
  • 2 claras
  • 200 ml de leche desnatada (puede ser de vaca, soja, avena, o almendras)
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de canela o vainilla al gusto (opcional)
  • 1 chorrito de sacarina o stevia (opcional)

ELABORACIÓN:

Para esta receta podemos usar avena en copos (si vamos a usar batidora), o comprar harina de avena para que quede una textura más fina. Cuando tengamos todos los ingredientes preparados los mezclamos juntos con ayuda de una batidora durante 40 segundos. Si lo hacemos a mano es necesario moler previamente la avena si es en copos enteros. Batimos las claras con la sal, el edulcorante, y la leche. Agregamos poco a poco la harina de avena o avena molida y vamos mezclando con la otra mano hasta que estén integrados todos los ingredientes y obtengamos una mezcla suave y homogénea.

Untamos la sartén con aceite de oliva con ayuda de una servilleta de papel para que no se peguen las crepes, y vamos haciéndolas una a una de la misma manera que en la versión clásica (pero sin mantequilla), con mucho cuidado de que no se peguen. Pasados unos segundos, cuando veamos que salen pequeñas burbujitas, damos la vuelta a las crepes con cuidado con ayuda de una espátula para que se hagan por el otro lado. Cuando esté ligeramente doradita por ambos lados, la sacamos y procedemos a hacer la siguiente crepe. Ojo al darles la vuelta; las levantaremos con cuidado por el borde para que no se rompan.

Un truco para no perder el tiempo por las mañanas es hacerlas cuando tengamos tiempo y congelarla. Luego sólo tendremos que darles una vuelta rápida en la sartén para calentarlas. También puedes dejar la masa preparada en la nevera y cocinarlos al día siguiente.
INFORMACIÓN NUTRICIONAL:

Cada crepe “fitness” (sin rellenar) contiene aproximadamente:

  • 6gr de proteína
  • 24gr de Hidratos de Carbono
  • 3gr de grasas

IDEAS PARA EL RELLENO:

El relleno de nuestras crepes puede ser muy variado. Como hemos dicho, esta receta puede ser tanto dulce como salada. Las crepes saladas aceptan cualquier tipo de ingredientes, desde champiñones con nata, espinacas, ahumados, hasta los clásicos y recurrentes rellenos de jamón cocido y queso.

Las crepes dulces también pueden acompañarse de lo que más te guste: siropes, chocolate fundido, caramelo, nata, mermelada… pero si quieres una opción sana y sabrosa lo mejor es acompañarlas de fruta fresca, sirope de agave o de arce, mermelada light, o preparar una compota de plátano con canela en una sartén con una pizca de azúcar moreno.

Las crepes pueden ser un desayuno completo y sano para empezar bien el día sin añadir demasiadas calorías a tu dieta. Anímate a probarlas, ¡repetirás!




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies