Receta de brownie de chocolate y nueces

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/09/hotfudgebrowniealamode_main1-1050x783.jpg

¿Te gusta el chocolate? ¡Prueba esta sencilla receta de brownie de chocolate y nueces! La combinación perfecta de un cremoso bizcocho de intenso sabor a chocolate negro con el toque crujiente de las nueces. Además de exquisita, esta receta es muy sencilla y rápida de preparar, por lo que no requiere de mucho tiempo ni experiencia en la cocina; ¡cualquiera puede hacerla siguiendo estos sencillos pasos!

Dificultad: Fácil
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de horneado: 20 minutos
Tiempo total: 30 minutos

INGREDIENTES:

Para un molde cuadrado de unos 24 centímetros de lado y papel de hornear:

  • 250 gr de chocolate negro (lo mejor es que sea 70% cacao)
  • 125 gr de mantequilla sin sal
  • 125 gr de nueces peladas
  • 4 huevos grandes
  • 125 gr de azúcar blanco (del normal)
  • 125 gr de azúcar moreno
  • 125 gr de harina de trigo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (o 1 cucharada sopera de azúcar avainillado)
  • 1 pizca de sal (1/3 de cucharadita)

ELABORACIÓN:

Para comenzar a preparar nuestra receta de brownie de chocolate, ponemos en un cazo 125 gramos de mantequilla sin sal y los 250 gramos de chocolate negro partido en trozos para que se funda mejor. Ponemos el fuego medio-bajo hasta que se derrita todo, con mucho cuidado de que no se queme, y lo batimos un poco para que se mezclen bien. Seguidamente, apartamos el cazo del fuego y añadimos los dos tipos de azúcar (blanco y moreno); mezclamos todo y lo pasamos la mezcla a un bol.

A continuación, añadimos una cucharadita pequeña de aroma de vainilla y una pizca de sal fina. Agregamos también un huevo grande y mezclamos bien hasta que se integre. Vamos repitiendo el proceso con los otros huevos, echándolos uno a uno y mezclando hasta que los cuatro estén bien incorporados al resto de la masa (podemos mezclar los huevos con ayuda de una batidora de varillas, sin pasarnos de batir para que no espese demasiado). Después, añadimos poco a poco la harina tamizada con un colador y mezclamos a mano con una paleta de cocina o lengua de silicona. Para terminar de preparar la masa, añadimos las nueces (enteras o troceadas; como más nos gusten) y lo movemos un poco.

3059

Cuando tengamos la masa, ponemos el horno a precalentar a 180ºC y mientras preparamos un molde cuadrado de unos 24 centímetros de ancho. Si es desmoldable, abrimos los lados del molde, colocamos papel de hornear en la base para que no se pegue la masa y lo cerramos. Si el molde es deshechable (de los de aluminio), no es necesario poner papel de hornear; basta con engrasarlo con un poco de mantequilla para que no se pegue. Vertemos la masa del brownie en el molde y lo movemos para que se reparta bien. Introducimos el molde en el horno a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 20 minutos.

La técnica de pinchar el bizcocho con un palillo para saber si el está cocinado completamente no sirve para esta receta, ya que el brownie debe quedar más cremoso, y si lo dejamos demasiado tiempo puede quemarse o quedar muy reseco. Lo aconsejable es que dejemos los 20 minutos y veremos que está listo cuando la superficie haya adquirido un tono marrón pálido y se haya agrietado ligeramente. Cuando esté cocinado, sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Cuando el bizcocho esté frío, desmontamos el molde para sacarlo y lo cortamos en cuadraditos. ¡Y ya tenemos nuestro delicioso brownie de chocolate listo!

Brownie2

CONSEJOS:

Para esta receta lo mejor es utilizar un chocolate negro de un 70 a un 90% de cacao. Si no te apasiona el chocolate demasiado intenso, no te preocupes; este brownie no queda nada amargo, ya que lleva una considerable cantidad de azúcar, nueces, y el ligero toque de suavidad que le aporta vainilla. Aun así, también puedes utilizar chocolate con leche o chocolate negro del 50% cacao y preparar un suave brownie de chocolate con leche.

La mejor idea para servir este brownie de chocolate negro es acompañarlo de una bola de helado de vainilla o de una salsa o mermelada de frutos rojos. Incluso puedes darle un toque de calor en el microondas a cada porción e inmediatamente ponerle un poco de helado y servirlo; ¡la combinación del sabor intenso del chocolate negro y la suavidad del helado, junto con el contraste de frío y caliente es exquisita! Sencillo, fácil, ¡y delicioso! ¿qué más se puede pedir de un postre?




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies