¿Qué será de ti cuando mueras?

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/04/que-sera-de-ti-cuando-mueras-1050x525.jpg

Todo ser humano, como ente mortal que mora en este perecedero mundo, ha tenido alguna vez (o mantiene) cierto miedo a la muerte. Pero, ¿es realmente un paso al que debemos temer? En palabras del poeta español Juan Ramón Jiménez:

¿Por qué no pensar que la muerte no es nuestra tumba sino nuestra cuna?

Efectivamente, y contra pronóstico de los más profundos narcisistas, todos moriremos algún día. Y la verdad es que existen casi tantas formas de tramitar nuestro paso al infinito como de morir; más allá de religiones o creencias.

Las opciones de moda, o las más aceptadas histórica y socialmente en nuestra cultura, son tanto el enterramiento del cuerpo en cementerios bajo una pesada lápida de mármol como la incineración, por la cual nos convertimos en cenizas que reposarán en una vasija en el sitio que nuestros descendientes decidan.

Nikon D90

No obstante, la opción de dormir para siempre en una parcela ubicada en el “cortijo de los quietos”, pese a ser la más utilizada, tiene varias desventajas. La primera y más obvia es que disponemos de espacio limitado en nuestros cementerios, algo que ya está pasando factura en países como China.

Además, estas tumbas requieren no solo una gran inversión inicial (más o menos dinero en función del tipo de tumba a elegir) sino que sus elevados costes se extienden en el tiempo, principalmente debido a que requieren cierto nivel de atención y dinero para su preservación.

Por otra parte podemos barajar la incineración como forma idílica para abandonar el mundo físico. Aunque también representa una cierta inversión, según algunos estudios esta inversión podría ser hasta 1.000 € más barata que la inhumación tradicional.

¿No hay otras opciones?

Desde los entierros vikingos hasta las momificaciones egipcias, el ser humano ha inventado cientos de maneras distintas de abandonar el mundo de los vivos. Aunque, claro está, pocas personas optarían hoy en día por dejar su cuerpo en un barco en llamas para que desaparezca en el mar… o, ¿tal vez no? Lo que está claro es que pocos gobiernos permitirían un entierro tan espectacular.

cuando mueras 2

Entre una de las opciones que más adeptos ha ganado en los últimos años encontramos la posibilidad de donar nuestro cuerpo a la ciencia. Sin lugar a dudas es una de las opciones más altruistas ya que, como norma, los cadáveres que se destinan a este propósito pueden ayudarnos a comprender más a fondo temas tan trascendentales como el funcionamiento de nuestro propio cuerpo. Además, muchos de los avances que la ciencia médica ha experimentado en los últimos años han sido, de alguna manera, gracias a este método.

Para los budistas tibetanos el cuerpo del difunto no representa más que un cascarón sin vida del alma que ya ha partido. De esta manera, su Entierro Celestial se basa en unos principios que escandalizarían sin ninguna duda a nuestra cultura occidental. El sacerdote encargado de llevar a cabo la ceremonia trocea el cadáver con un hacha ceremonial para posteriormente abandonarlo en lugares específicos con el único fin de servir de alimento a los animales (especialmente de aves como los buitres). En su cultura, completar este ritual se considera un gesto de bondad hacia la madre naturaleza.

Recientemente han diseñado una alternativa tan natural como ingeniosa para enterrar a nuestros caídos. Esta nueva opción viene de la mano de vainas-ataúd ecológicas (y, por tanto, biodegradables) que sirven de alimento para nuevos árboles. Ciertamente, esta alternativa representa un claro avance no solo en nuestra sociedad sino en nuestra mentalidad: podemos crear vida a partir de nuestra muerte.

cuando mueras 3

Si esta nueva moda llegara a tomar una mayor relevancia, el ser humano pasaría de acumular difuntos en las macabras micro-ciudades que representan los cementerios actuales a crear auténticos bosques sagrados, donde cada árbol crecería a partir de restos humanos, devolviendo a la tierra una pequeña parte de lo que ella nos ha proporcionado.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies