David Menkes: “No querían distribuir mi nueva película por tratar el VIH”

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/04/David-Menkes-Por-un-puñado-de-besos.jpg

El cineasta David Menkes regresa al cine con Por un puñado de besos, su nueva película desde Mentiras y gordas y la primera que dirige en solitario, ya que anteriormente formó tándem con Miguel Bardem y con Alfonso Albacete. Una película que participó en el reciente Festival de Cine de Málaga y que narra la historia de Sol, una chica que desde que descubrió que tiene VIH no quiere saber nada de amores, hasta que conoce a Dani, un chico que responde un anuncio que ella ha puesto queriendo conocer a otras personas con su misma enfermedad.

Looq.es ha tenido la ocasión de hablar con el cineasta, cuya película llegará a los cines el 16 de mayo.

Este es el primer trabajo cinematográfico en el que no partes de un guión original, sino que adapta una novela de Jordi Sierra i Fabra.
Cuando conocí a Jordi me di cuenta de que era muy parecido a mí; somos amantes de la música, del cine y con nuestras diferencias tenemos una forma muy parecida de ver la vida. He intentado ser fiel al libro, aunque haya cosas cambiadas, como por ejemplo la temporalidad, que en el libro es hacia atrás y yo la cuento lineal. Y ha sido una relación maravillosa y espero adaptar otra novela suya. Además en cierto modo es autobiográfica, porque cuento cosas que llevaba dentro desde hace años, y quería soltarlas, y en mi primera película en solitario no me he cortado y me he quedado a gusto. Está mi personalidad en mi vestuario, los decorados, la música, todo.

Hemos pasado del “Nos falta la música” de Sobreviviré a “Aún no hay música, imagínatela” que dicen en Por un puñado de besos.
Es que la música es vida y une a las personas; desde que me levanto hasta que me acuesto estoy oyendo música. Cuido mucho la música en mis películas, me parece un elemento narrativo importante. En la banda sonora de la película vuelvo a trabajar con Paco Ortega por tercera vez; me entiendo muy bien con él y con su sensibilidad, y a parte creo que hace unas bandas sonoras muy diferentes. No tendrá el recorrido que tuvo la de Sobreviviré, la banda sonora más vendida del cine español, porque era otra época en la que no es que se vendieran discos, sino que la gente los compraba, que no es exactamente lo mismo.

AnadeArmasMartiñoRivas25julio_cop_DSC06649

¿Ana de Armas es tu nueva musa? Repites con ella tras Mentiras y gordas.
Ana tiene un talento inmenso. Ella es cubana, y en Cuba la cultura es el opio del pueblo, la adoran, no como en España, que es una mierda, y quizá por ello tiene un talento innato. Cuando escribía el guión solo veía a Ana para el personaje de Sol, y ella misma sugirió que Martiño fuese su partenaire. Soy fan fatal de Ana, me encanta, pero creo que estará difícil que volvamos a trabajar juntos. Acaba de hacer una película con Robert de Niro y volverá a hacer una con Eli Roth. Yo creo que en España poco. Para volver a trabajar juntos tendría que irme yo a Estados Unidos y me pilla ya un poco mayor eso.  

El personaje de Ana de Armas, Sol, es una chica con VIH que trasmite la idea de que la enfermedad sigue viva, y que no es cosa de drogadictos o profesionales del sexo como se ha reflejado en tantas películas.
El VIH es una enfermedad crónica, a día de hoy,  y como ya no mata, ya no se hace referencia a ella; si matara, todo el mundo hablaría de ella. Yo quería abordar la historia igual que he abordado tantos otros temas, como la diversidad sexual, las drogas, he sacado todo en mi filmografía pero con la mayor normalidad. Sol es una chica normal; no tengo hijas, pero si la tuviese, sería así. Una persona normal, que sale de fiesta, que se toma sus copas, se acuesta con un chaval y tiene una relación de contagio, pero es una chica normal, aunque tenga sus particularidades, como un look un tanto atrevido. No pretendo dar lecciones, ni creo que el cine deba tener una función pedagógica, pero espero que los jóvenes reflexionen sobre su vida, y que hagan con su cuerpo lo que quiera, pero que se protejan. 

Por un puñado de besos tiene un amplio abanico de personajes secundarios.
Con los personajes secundarios quería hacer un poco el reflejo de la sociedad. Ellas previenen a los protagonistas de los problemas que puedan tener, porque la amistad es eso, verlo todo desde fuera, e intentar mostrar a sus amigos las consecuencias que todo puede tener. Es una sociedad en la que todavía quedan muchas barreras por superar. Yo mismo he tenido muchos problemas para distribuir la película por el tema que trata, porque me decían que causaba rechazo. Yo no creo que a un joven de 18 o 19 años les vaya a causar rechazo esto, les causará rechazo otras cosas, que no pueda estudiar, que no le bequen, pero no hablar del sida o de las drogas.

 




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies