10 Dráculas de cine que deberías conocer

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/07/Dracula-Bela-Lugosi.jpg

Se trata del personaje que más veces se ha llevado al cine, ya sea de manera fiel o libre. El personaje del transilvano Conde Drácula trasciende al paso del tiempo y cada año salen nuevas versiones en la gran pantalla (e incluso en la pequeña) de sus andanzas.

Recordamos diez Dráculas esenciales (o no) del séptimo arte.

1. El Drácula Pirata. Nosferatu fue la primera película que adaptó el personaje de Bram Stoker, pero por problemas de derechos no se pudo usar Drácula. Max Schrek fue por tanto El conde Orlok en la mítica película muda.

2. El primer gran Drácula. El actor Bela Lugosi fue el protagonista a inicio de los años 30 de Drácula, de Tod Browling. El personaje le marcó, le encasilló y casi le enloqueció. Cuando murió, lo amortajaron con la capa del personaje que más veces encarnó en cine.

3. El Drácula cordobés. El actor nacido en Córdoba Carlos Villarías fue el primer Drácula de habla hispana en una cinta que se rodó en las mismas localizaciones que la de Bela Lugosi y que iba destinada al público latino. Muchos expertos consideran su película mejor que la de Browling.

4. El Drácula clásico. Christopher Lee rodó numerosas películas encarnando a Drácula, principalmente para la productora Hammer. A él le debemos en parte la imagen del vampiro que todos tenemos grabada en la cabeza.

5. El Drácula calvo. El empresario español Kike Sarasola, dueño de la cadena de hoteles Room Mate encarnó al conde en Killer Barbys contra Drácula, una psicotronía del cineasta Jesús Franco que mostraba un conde calvo y que podía caminar bajo la luz del sol.

6. El Drácula negro. En los setenta hubo una moda de hacer películas de actores negros para público negro. Así, un particular Blacula con William Marshal como el vampiro principal. Tuvo una secuela.

7. El peor Drácula. El actor Zandor Vorkov tiene el dudoso honor de ser señalado por la crítica como el pero Conde del cine. Se le pudo ver en un despropósito de bajo presupuesto llamado Drácula contra Frankenstein.

8. El primer Drácula cómico. El personaje de Stoker ha tenido un lado divertido en películas variopintas como Drácula un muerto muy contento y feliz, Brácula (Condemor II), Hotel Transilvania o Buenas noches, señor monstruo. Sin embargo, en la primera película en la que vampiros y humor se mezclaron fue en Abott y Costello contra los fantasmas en 1948. Bela Lugosi encarnó aquí nuevamente al Conde.

9. El Drácula del futuro. El transilvano viajó hasta nuestros días en películas como Drácula 2001 o Revenant; pero no solo eso, sino que también llegó al futuro en Drácula 3000, un caos de naves espaciales y vampirismo de escaso interés, y en la que ningún personaje se llama Drácula como tal, aunque sí hay un Orlock en homenaje a Nosferatu.

10. El próximo Drácula. En otoño llega a salas Drácula, la leyenda jamás contada. En esta ocasión no se centrará en la novela de Bram Stoker sino en el personaje de Vlad Tepes, el príncipe real que inspiró a Bram Stoker para su libro. La película contiene licencias que se salen de lo histórico, con el propio Vlad convertido realmente en vampiro.




Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies