Robin Williams, el comediante de las mil caras

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/08/papeles-de-robin-williams-senora-doubtfier.jpg

Pensar en Robin Williams es pensar en gags, risas, bromas… y no es raro ver acompañado su nombre del adjetivo cómico. Sin embargo, en sus más de 35 años de carrera demostró que sabía lograr que el espectador llorara o que se le erizara el vello, de la misma manera que le hacía reír a carcajadas. Porque este actor que nos ha dejado a los 63 años merece ser reconocido un comediante, entendiendo como tal al hombre que supo dar rostro a mil caras en la gran pantalla, sin limitaciones.

Un niño grande

papeles de Robin Williams - Hook

‘Hook’ (Steven Spielberg, 1991)

Gran parte del encanto de Williams residía en su expresividad corporal, lo que le hacía perfecto para la comedia física y muy cercano para los más pequeños. Así, entre su filmografía se encuentran multitud de títulos para todos los públicos.

En su primer papel importante en la gran pantalla se metió en los abultados músculos de Popeye (Robert Altman, 1980)  en una adaptación del personaje de  E. C. Segar poco memorable.

Muy al contrario, en la década de los 90 grabó éxitos mundiales “para toda la familia” como Señora Doubtfire (Chris Columbus, 1993),  Jumanji (Joe Johnston, 1995) y Flubber y el profesor chiflado (Les Mayfield, 1997).  En esta década también intervino en las producciones menos adultas de dos nombres indiscutibles, como Steven Spilberg y Francis Ford Coppola. Con el primero hizo de un Peter Pan adulto y barrigudo en Hook, acompañado por Dustin Hoffman y de una Julia Roberts que le obligaba a volver a creer en las hadas; mientras que con el director italo-americano fue un niño grande en Jack, un estrepitoso fracaso de crítica y público.

papeles de Robin Williams - Aladdin

‘Aladdin’ (Ron Clements y John Musker, 1992)

Además, es imposible olvidar que la compañía Disney le eligió para dar voz y personalidad al Genio de Aladdin (Ron Clements y John Musker, 1992) y que repitió como doblador infantil en las dos cintas de Happy Feet y en RobotsChris Wedgey Carlos Saldanha,2005) ya en el siglo XXI.

Durante los últimos años entre las cintas de la categoría para todos los públicos se encuentran ¡Vaya vacaciones! (Barry Sonnenfeld, 2006) y Dos canguros muy duros (Walt Becker, 2009), aunque las más exitosas fueron las cintas de la saga Noche en el museo en las que participó como secundario de lujo encarnando Teddy Roosvelt.

El mentor

papeles de Robin Williams - El rey pescador

‘El rey pescador’ (Terry Guilliam,1991)

Por alguna razón, sus papeles como maestro fueron de los que mayor reconocimiento le otorgaron. Poca gente puede nombrar El club de los poetas muertos (Paul Weir, 1989) y no recordar a todos sus alumnos poniéndose en pie para clamar “¡Oh, capitán, mi capitán!” como despedida al hombre que marcó sus vidas. También fue descubridor y guía de El indomable Will Hunting (Gus Van Sant, 1997), trabajo que le llevó a lograr el único Oscar de su carrera a base de discursos llenos de cinismo e inteligencia.  También fue director de las vidas de todos los estadounidenses en uno de sus últimas películas,  como el presidentes Eisenhower en su reducido papel en El mayordomo (Lee Daniels, 2013)

Williams fue una referencia un tanto diferente en El rey pescador (Terry Guilliam,1991). Una de sus mejores actuaciones,  en la que su personaje recibe la ayuda como sin techo y enfermo mental, pero es él quien otorga a su salvador una razón para seguir viviendo.

La materia de la que están hechos los sueños

papeles de Robin Williams - El hombre bicentenario

‘El hombre bicentenario’ (Chris Columbus, 1999).

De hombres perdidos qué buscan sentido a la vida en realidades fantásticas también ha estado cubierta su filmografía. Fue un alma en cinco siglos diferente en el estrepitoso fracaso Un hombre perdido en el tiempo (Bill Forsyth, 1994), recorrió diferentes versiones de la otra vida en busca de su esposa en la onírica Más allá de los sueños (Vicent Ward, 1998) y se preguntó qué era ser humano desde la “piel” un robot en El hombre bicentenario (Chris Columbus, 1999).

La comedia pura

papeles de Robin Williams - Good morning, Vietnam

‘Good moning, Vietnam’ (Barry Levinson, 1987)

Recordar todos los títulos en los que Robin Williams consiguió hacer reír al público sería recitar una lista sin fin.  Desde la irreverente emulación de la personalidad soviética en Un ruso en Nueva York, (Paul Mazursky, 1984) al insolente y genial locutor que mostraba la realidad de la guerra en Good moning, Vietnam (Barry Levinson, 1987), para muchos, su mejor interpretación, que le valió su primera nominación al Oscar de las cuatro que obtuvo.

Además de cintas en las que compuso personajes tan míticos como el patoso ginecólogo de Nueva meses (Chris Columbus, 1995) o el padre gay que todo hijo querría tener si no tuviera que presentárselo a sus estirados suegros de Una jaula de grillos (Mike Nichols, 1996).

La cara oculta

papeles de Robin Williams - Retratos de una obsesion

‘Retratos de una obsesión’ (Mark Romanek, 2002)

Sin embargo, entre risa y risa, Williams introdujo personajes en su filmografía más cercanos a las pesadilla y la psicopatía. Una faceta que empezó a cultivar con asiduidad con la inquietante Retratos de una obsesión (Mark Romanek, 2002) y que continuó con el homicida de Insomnio (Christopher Nolan, 2002), además de con Voces en la noche (Patrick Settner, 2006) y en La memoria de los muertos (Omar Naïm, 2004). Y hasta llegó a atormentar y explotar a niños en August Rush (Kirsten Sheridan, 2007).




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies