‘Orgullo y satisfacción’: el efecto Streisand Real

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/06/Orgullo-y-satisfaccion.gif

La polémica por la autocensura de la revista satírica El jueves sigue coleando. La sustitución de la portada original, que mostraba a Juan Carlos I cediendo una corona llena de excrementos a su hijo y futuro rey Felipe VI, no sólo ha traído consigo la dimisión de los principales responsables de la cabecera y un impacto mediático incómodo para la editorial, sino que esos mismos ex-miembros de la redacción lanzan el 18 de junio su propia publicación: Orgullo y satisfacción.

Ironizando sobre la clásica expresión utilizada por el monarca en sus discursos, Orgullo y satisfacción busca “decir adiós a Juan Carlos I y dar la bienvenida a Felipe VI”. Se trata de un cómic de 75 páginas que se podrá descargar en formato PDF y CBR por 1,5 euros (aunque si el lector lo desea podrá aportar más dinero) en su página web.

Editado por ¡Caramba!, el cómic está dirigido y coordinado por Guillermo, Albert Monteys, Manel Fontdevila, Bernardo Vergara y Manuel Bartual. Los textos e historietas, “muy borbónicas y de mucho reír”, estarán firmados por Ágreda, Albert Monteys, Asier y Javier, Bernardo Vergara, Guillermo, Isaac Rosa, Iu Forn, Lalo Kubala, Luis Bustos, Malagón, Manel Fontdevila, Manuel Bartual, Mel, Paco Alcázar, Paco Sordo, Pepe Colubi y Triz.

Se espera que Orgullo y satisfacción tenga una gran acogida por parte del público; sobre todo teniendo en cuenta el revuelo y la indignación levantadas tras la censura que muchos califican como “el principio del fin de ‘El jueves'”, así como el gran apoyo recibido por la nueva cabecera en las redes sociales, donde ya cuentan con casi 28.000 ‘me gusta’ y más de 15.000 followers.

Orgullo-y-satisfacción

El efecto Streisand-Borbón

El incidente de El jueves no ha sido más que la última gran manifestación en nuestro país del llamado efecto Streisand, del que esta revista satírica ya ha sido víctima en más de una ocasión.

El efecto Streisand hace referencia a la situación en la que un intento de censura fracasa y llega a obtener el efecto contrario al deseado, consiguiendo más visibilidad para aquello que se quiere ocultar.

En España hemos tenido casos muy claros a este respecto. Sin ir más lejos, el secuestro de la portada de El jueves en la que se veía al príncipe Felipe y a la princesa Letizia manteniendo relaciones sexuales, la cual se convirtió en un fenómeno viral que no tuvo que sentar nada bien en la Casa Real.

La clase política tampoco se libra de este fenómeno. ¿Quién no recuerda la famosa foto de las hijas de Zapatero posando con los Obama o la cuenta de Twitter de @nanianorajoy? En ambos casos, se intentó tapar esos elementos molestos, pero se consiguió precisamente lo contrario.

Lo que está claro es que lo mejor que le puede pasar a Orgullo y satisfacción es precisamente eso: que alguien intente silenciarlo. El tiempo ( y la mala leche que puedan tener sus responsables) lo dirá.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies