Operación Barriga

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/07/fofisanodicaprio1-1050x700.jpg

Hace unos meses que apareció un nuevo concepto revolucionario para el público masculino, el “fofisano”, que no deja de ser una forma dulcificada para definir a los barrigones de toda la vida. Debido a que la llegada de este término tuvo lugar pocos meses antes del verano, muchos se sintieron aliviados al saber que podrían cambiar la operación bikini por la operación barriga.

Esto ha tenido efectos inmediatos, se ha cambiado el carnet de socio del gimnasio “Fitness Center” por el del club gourmet “El tragón”. Los batidos detox han pasado a mejor vida y se ha recuperado la buena costumbre de mojar los churros en el último cubata, como parte de un buen desayuno continental.

SeñorBarriga

Otro aspecto que se ha visto directamente afectado es el mundo de la fotografía. Ya no es necesario buscar esos trucos de hacerse la foto desde arriba para disimular la papada. También se evitará el poner a prueba la capacidad torácica de aguantar respiración y michelines ante una instantánea tomada en la playa (algunos la llevaban hasta el límite cuando el retrato se demoraba varios segundos, hasta que el fotógrafo caía en la cuenta de que estaba grabando un vídeo).

Sin abandonar el mundo multimedia, se rumorea que Instagram está valorando seriamente sustituir su filtro Valencia por uno más acorde con esta nueva tribu urbana. Se trataría del filtro Revilla, como homenaje a esos chorizos que pasarán a ser parte esencial de la nueva dieta fofisana. Este filtro actuará directamente sobre ciertos elementos de la imagen, cambiando automáticamente un polo ajustado de Abercrombie & Fitch por una camiseta de la Caja Rural con un par de lamparones de tomate frito.

Incluso el universo Tinder podría ver como a partir de ahora los interesantes simpáticos empiezan a cosechar muchos más éxitos que los cultivadores del cuerpo (que suelen dejar la mente en barbecho continuo). Quién sabe si estemos ante un acontecimiento histórico, y esto también pueda suponer un pequeño paso para el hombre y un gran paso para salir de la maldita friendzone.

davidFofisano

No lancemos las papadas al vuelo

A decir verdad, no está del todo confirmado que esta nueva tendencia vaya a tener éxito entre el común de los mortales. Entre las figuras representativas que se han utilizado para darle fuerza a esta nueva tendencia, se encuentra gente del calibre de Leonardo Di Caprio. Todavía se pone en duda que el atractivo de alguien no se vea resentido cuando al hecho de engrosar calorías en el bajo vientre, no venga acompañado de una acumulación similar de ceros en la cuenta corriente.

Así que como diría la DGT, tómense esta operación con moderación, no vaya a ser que intentando ser como Jordan Belfort en “El Lobo de Wall Street” acaben convirtiéndose en José Luis Torrente en “Misión en Marbella”.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies