Por qué Nintendo no debe trabajar en móviles (de momento)

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/11/nintendo-moviles.jpg

Los smartphones se han colado en nuestras vidas para quedarse. De hecho, han logrado desplazar a un segundo (incluso tercer) plano a dispositivos que, hasta ahora, eran imprescindibles en el día a día, como el despertador o el GPS.

Son muchos los que piensan que, con el tiempo, supondrán la desaparición de las clásicas consolas portátiles. Un mercado que, por cierto, controla a su antojo Nintendo, al que la presencia de Sony y su PlayStation Vita no parece preocuparle lo más mínimo.

Así, el negocio parece obvio: ¿Por qué no invierte la compañía nipona en una industria con tanto potencial y cuyo futuro parece tan estable? No hay más que ver las buenas cifras de franquicias como Angry Birds o Plants vs. Zombies para darse cuenta de que los teléfonos móviles inteligentes podrían ser un ecosistema idóneo para las creaciones de Miyamoto y los suyos.

Sin embargo, el propio Shigeru Miyamoto, padre de Super Mario, Donkey Kong y Link, entre otros míticos personajes de Nintendo, se ha pronunciado recientemente a este respecto, asegurando que “Nintendo tiene un hardware y una interfaz únicas hechas para que todos disfruten juntos en el salón. Es un mercado diferente al de los ‘smartphones’, en el que juegas solo, así que invertir en esa materia no es algo que vayamos a hacer ahora mismo.

Eso sí, el mítico diseñador no cierra la puerta a una futura diversificación, ya que no pueden “ignorar” el éxito del mercado de la telefonía móvil.

Ahí, quizás, está la clave. ‘Nunca digas nunca’, pero lo cierto es que para Nintendo, a día de hoy, desarrollar videojuegos para dispositivos móviles no es algo que les interese. Os damos algunas razones:

· Zapatero a sus zapatos. La compañía no está pasando por su mejor momento, Con Wii U cosechando unas cifras de ventas muy pobres y Nintendo 3DS a punto de recibir una nueva versión mejorada, bastante tiene Nintendo con preocuparse de sus consolas como para pensar si Mario va a dar cera a Bowser en Android e iOS.

nueva-3ds

· Videojuegos como complemento, no como base. Los smartphones son muchas cosas: navegador de Internet, contenedor de redes sociales, GPS, reloj, reproductor audiovisual… Pero, ante todo, son teléfonos móviles.

Es decir, los videojuegos son una posibilidad de ocio más en estas plataformas, que no han sido diseñadas específicamente para sacarles el máximo partido. Nintendo vive por, y para los videojuegos, y no vale con crear un título para ‘pasar el rato’ una vez hemos mirado las actualizaciones en Facebook y Twitter.

· Limitaciones técnicas. Evidentemente, no es necesario que un videojuego sea un dechado de potencia gráfica para ser bueno. Sin embargo, los smartphones no están pensados para que pasemos horas jugando a un Zelda o un Mario, ni mucho menos.

¿Que se pueden portar clásicos de la compañía a estas plataformas o desarrollar títulos de corte más simple para estas plataformas? Desde luego, pero la batería de nuestros móviles no agradecerán a Miyamoto y los suyos lanzar un nuevo triple A en la App Store o Google play. Y para crear sucedáneos o versiones light, mejor dejar las cosas como están.

· Control. Derivado del punto anterior, hay géneros que se benefician mucho del control táctil, como las aventuras gráficas point and click o ciertos plataformas. Con todo, a nada que necesitemos un stick… Game over. Que se lo digan a las adaptaciones de Max Payne o BioShock.

Cierto, existen periféricos pensados para los más jugones, pero no creemos que muchos usuarios vayan en el Metro con su mando para teléfonos móviles.

mario-moviles

· Un negocio que todavía busca la estabilidad. Sí, todos hemos jugado a títulos como Angry Birds, hemos oído hablar de Flappy Bird y hemos flipado con Monument Valley, pero a grandes rasgos, la sensación que transmite la industria de los videojuegos móviles es la de que se trata de una burbuja que más temprano que tarde explotará (que se lo digan a Rovio).

Un modelo de negocio que se debate entre las ofertas de pago y el free-to-play, con juegos gratuitos cuya publicidad constante devoran las baterías de nuestros dispositivos. ¿Encaja el modelo de Nintendo en este negocio? Tal y como está planteado ahora mismo, no lo tenemos claro.

El ecosistema móvil es un trampolín excelente para los pequeños estudios, y gracias a él compañías españolas como Genera Mobile han logrado cierta presencia a nivel internacional.

Con todo, y aunque es más que probable que las grandes compañías y desarrolladores terminen por caer en las redes de los smartphones y tablets, lo cierto es que tal y como están las cosas, ahora no es el mejor momento. Al menos para Nintendo.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

Lo que el móvil se llevó

¿Triunfarán las consolas Android?




Hay 5 comentarios

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies