Marisa Jara confiesa sus problemas con la bulimia y la anorexia

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/09/marisa-jara-anorexia.jpg

En el mundillo de la moda, hay dos palabras que cada cierto tiempo vuelven a salir a la palestra: la bulimia y la anorexia, los dos trastornos alimenticios más comunes. Muchas (y muchos) maniquíes han tenido problemas con estas enfermedades, aunque pocos se atreven a decirlo. No es el caso de la modelo española Marisa Jara, quien acudió el pasado viernes a Sálvame Deluxe contar el infierno al que se había enfrentado y del que sigue luchando por salir.

Marisa Jara confesó que hace muchos años, por exigencias del sector, sufrió anorexia, en una época en la que se alimentaba con una manzana al día, o un refresco sin calorías al día, y que otros ni siquiera ingería ningún alimento. Sin embargo, no conseguía salir de la enfermedad cuando otras compañeras decían de ella y sin disimular  “qué hace la gorda está aquí” pese a no haber probado bocado en varios días, tal como afirmó que le dijo en cierta ocasión una afamada top model internacional.

marisa-jara-bulimia

Sin embargo, los problemas alimenticios de Marisa tomaron un giro contrario, y comenzó a pagar sus problemas de estabilidad emocional con la comida. Así, ha tenido una etapa bulímica en la que se atiborraba de comer para luego vomitarlo todo con tal de no coger ni un gramo más del que le exigían las firmas que la contratan.

La comida para una bulímica es como la droga para un toxicómano. Yo me he pegado banquetes tremendos, paquetes de dulces y salados hasta reventar, y me decía que me lo podía comer, porque como lo iba a vomitar, no pasaba nada” explicó la modelo, que llegó a confesar que vomitó siete y diez veces al día, y que como sola no podía superar la enfermedad tuvo que acudir a ayuda de profesionales. “Anoche, en la Boogie Fashion Night vi el cátering y estaba desesperada. Me lo hubiera comido todo”, narró Jara, quien aún sigue luchando contra la bulimia.

Todos esto le pasó factura física y afirmó haber perdido cabello, que la dentadura se le quedó tan debilitada que actualmente tiene carillas en los dientes, ha tenido desarreglos en la menstruación y que ha perdido el sentido en más de una ocasión.

Además, Marisa contó que no es la única profesional del mundo de la moda que ha padecido trastornos alimenticios, y que muchas profesionales de ese universo, para lograr el peso necesario, engañan a la báscula atiborrándose de agua antes de pesarse y que así el peso entre dentro de lo que se considera saludable. Un testimonio desgarrador y escalofriante.




Hay 1 comentario

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies