Los Ronaldos del gimnasio

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/05/maxresdefault1-1050x591.jpg

Bien sea por un miedo colectivo cada vez más extendido a las barrigas incipientes o al hundimiento repentino de los cuartos traseros, bien sea por seguir colaborando al postureo o quizá por ser pioneros en cumplir propósitos de año nuevo; la afluencia a los gimnasios ha aumentado significativamente en los últimos tiempos. ronaldosEl hecho de encerrar a seres humanos entre cuatro paredes suele llamarse experimento sociológico, y el caso de los gimnasios es un claro ejemplo de ello. Dentro de ese ecosistema tan particular hay una especie en particular digna de análisis, los he venido a llamar Los Ronaldos y aunque este sobrenombre ya de una buena pista, detengámonos un poco en ellos.

Empecemos por el atuendo con el que hacen entrada en la sala de musculación (aunque para ellos no deja de ser una extensión más de un bar de copas). Una camiseta falta de mangas, que no tape su último tatuaje en algún idioma oriental no exento de faltas de ortografía (el tatuador se disculpó alegando lo siguiente: “maldito corrector automático”), y con un escote más generoso incluso que los que podemos ver en Telecinco a mediodía. En el caso de conservarlo, el pelo tampoco queda a la improvisación, un perfecto engominado es más importante que realizar estiramientos antes de levantar una sola pesa.
19964_el
Entrando en detalles más técnicos de las rutinas que siguen, por lo general centran sus esfuerzos en el levantamiento de pesas. Para ello se sincronizan mejor que el mismísimo cambio de guardia de Buckingham Palace. Mientras uno de ellos está haciendo la levantá, otro activa el mecanismo antivuelco para evitar el desastre en caso de gatillazo. Mientras tanto el resto del grupo se encarga de lanzarse besos al espejo, y mantener el radar activo ante cualquier movimiento de público femenino en la zona que pueda requerir algún espontáneo movimiento de pectoral, exposición de abdominal o estiramiento lateral de cuello.

Cuestión de prioridades

Legday Son bastante propensos a centrarse en la parte superior de su cuerpo y a olvidar por completo las extremidades inferiores que lo soportan. Muchos se piensan que con patear regularmente diccionarios sus piernas ya están lo suficientemente trabajadas. De lo que nunca se olvidan es de actualizar regularmente todas sus andanzas en sus perfiles de Facebook, Twittter y/o Instagram.

No hay gimnasio exento de estas figuras tan particulares, desde de los últimamente conocidos como low-cost tipo GO Fit hasta los más reputados centros de alto rendimiento. Es altamente probable que vengan incluidos dentro del kit de mancuernas ajustables. Así que si te estás planteando acudir al gym, recuerda que al igual que en los zoológicos podrás deleitarte con el comportamiento de exóticas especies; pero recuerda que no está permitido darles de comer (ya cuentan ellos con sus batidos supervitaminados).




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies