‘Los juegos del hambre’: mucho ruido y poco Sinsajo

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/11/los-juegos-del-hambre-sinsajo.jpg

Por Carmen Romera

La que prometía ser una de las películas de año ‘Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 1’, se ha quedado en una más de la lista. Y es que, después de una buena primera película que se convertirá en obra de teatro, y una segunda mejor (‘En llamas’) dirigida también por Francis Lawrence, la tercera entrega de la saga no ha convencido. Esto es lo que ocurre cuando hay mucho tributo y pocas nueces, es decir, es el precio que hay que pagar cuando se intenta alargar una saga y convertir lo que es un libro en dos películas.

Los-juegos-del-hambre-Sinsajo-Parte-1 Aunque la película haya arrasado en el fin de semana de su entreno, se hace lenta, repetitiva y aburrida. Es una cinta en la que se habla mucho y ocurre poco, en la que todo tarda demasiado en suceder y que nos ha decepcionado, esperando que la última cinta compense esta insatisfacción. El hecho de que tanta gente haya ido a verla no es más que la muestra de un largo año de espera esperando algo mejor.

 Atrás quedaron las luchas para sobrevivir, donde la heroína Katniss Everdeen iba contra corriente y se pelaba hasta con la arena si hacía falta. Ahora, se sumerge en el Distrito 13 para participar en la revolución que llevan años preparando contra el Capitolio. Eso sí, dirigida por los demás como un títere.

 Y aunque la protagonista, Jennifer Lawrence, borda el papel como siempre, ni ella puede equilibrar la lentitud de la cinta. Destaca la aparición del ya conocido Plutarch Heavensbee, el ingeniero de la subversión interpretado de nuevo por el fallecido Philip Seymour Hoffman, aunque desconocemos cómo se arregla en la última entrega. Y, también por destacar, la lucha de amores entre otro Gale (Liam Hemsworth) yPeeta (Josh Hutcherson), el que por cierto borda su actuación en los pocos minutos que aparece. Como curiosidad, recordemos que Liam Hemsworth se quejó recientemente de que Jennifer Lawrence comía ajo a cosa hecha antes de rodar las escenas de besos solo por fastidiar.

 Para quienes no hayan leído los libros, se salvan dos momentos algo más intensos en la película (tranquilidad, que no vamos a hacer spoilers). Y para aquellos que disfrutaron de la lectura de estas obras, seguro que maldicen la idea de dividir en dos el final.

En definitiva, tendremos que esperar un año para ver si el Sinsajo termina de despegar.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies