El fundador de Gowex podría padecer pseudología fantástica y megalomanía

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/07/Jenaro-Garcia-Gowex.jpg

Cuando todavía retumba la onda expansiva del estallido de la burbuja Gowex son muchos los que se preguntan cómo es posible que haya sucedido algo así. Unos culpan a M&A, la empresa que auditaba las cuentas de la compañía, ahora en concurso de acreedores, otros al regulador del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), donde cotizaba hasta hace pocos días… Pero la explicación podría estar en la pseudología fantástica y la megalomanía que padece Jenaro García, el principal responsable de esta empresa.

¿En qué consisten estos trastornos mentales? La megalomanía es un estado psicopatológico que se caracteriza por mostrar delirios de grandeza, poder, riqueza u omnipotencia que suele estar asociado a una obsesión compulsiva por mantener el control de todo lo que rodea a la persona que lo padece.

“Es el mejor proyecto del mundo”

Resulta arriesgado diagnosticar a un paciente sólo por lo que se ha publicado y visto durante estos últimos días en los medios de comunicación y sin la debida evaluación psicológica, pero su patrón de conducta, manifestaciones y explicaciones públicas encajan con desórdenes psicológicos como el complejo de superioridad o la compulsión eufórica. En ambos casos los pacientes perciben situaciones que en realidad no existen o se las imaginan de una forma que acaban creyendo y que en muchos casos se emplean para manipular sentimientos y situaciones.

En el último e-mail que Jenaro ha dirigido a la plantilla de Gowex se pueden leer frases como estas:

“(…) quiero que sepáis que mi visión ha sido siempre que el proyecto es el mejor proyecto del mundo, por el que TODOS habéis y estáis luchando por encima de lo que podría pensarse como normal para cualquier persona (…) quiero que sepáis que sois una GENTE EXTRAORDINARIA (…) Yo no me iría de GOWEX por nada del mundo (…) Siempre me ha gustado decir que el equipo GOWEX hacía posible lo imposible y eso es lo que yo hacía creer a la gente sin fijarme en que muy probablemente érais realmente capaces de ello (…) Este proyecto estoy convencido de que se puede sacar, lógicamente con un alcance y ambición diferente al que yo he planteado siempre pero después hacerlo crecer de forma extraordinaria y llevarlo donde os merecéis y donde se merece el proyecto y los accionistas (…) Así mismo, los que me conocéis sabéis que estoy enamorado del proyecto y que mi vida ha sido siempre luchar y trabajar ciegamente por el proyecto noche y día. Sabéis que mis viajes y esfuerzos han sido incansables y que el proyecto iba creciendo cada vez más (…) Sabéis que mi filosofía es asumir siempre las consecuencias de las decisiones que cada uno tomamos y por ello encarar el triunfo y la victoria (…)”

Jenaro Garcia Gowex 2

Además, por si fuera poco y como colofón a semejante discurso, Jenaro se despide con este poema de Rudyard Kipling:

“Si puedes mantener en su lugar tu cabeza cuando todos a tu alrededor, han perdido la suya y te culpan de ello. Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti, pero también dejas lugar a sus dudas. Si puedes esperar y no cansarte de la espera; o si, siendo engañado, no respondes con engaños, o si, siendo odiado, no te domina el odio Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio. Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu amo; Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo; Si puedes conocer al triunfo y la derrota, y tratar de la misma manera a esos dos impostores. Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho, tergiversada por malhechores para engañar a los necios. O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida, y agacharte para reconstruírlo con herramientas maltrechas. Si puedes amontonar todo lo que has ganado y arriesgarlo todo a un solo lanzamiento; y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio y no decir ni una palabra sobre tu pérdida. Si puedes forzar tu corazón y tus nervios y tus tendones, para seguir adelante mucho después de haberlos perdido, y resistir cuando no haya nada en ti salvo la voluntad que te dice: “Resiste!”. Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud. o caminar junto a reyes, y no distanciarte de los demás. Si ni amigos ni enemigos pueden herirte. Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado. Si puedes llenar el inexorable minuto, con sesenta segundos de lucha bravia… Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más: serás un hombre, hijo mío”.

Más de 5.000 inversores afectados

Por otra parte, la personalidad megalomaníaca no sería la única seña de identidad de Jenaro. Este directivo también podría sufrir de pseudología fantástica. Se trata de un síntoma que, en términos clínicos también se conoce como mitomanía o mentira patológica.

Básicamente consiste en el comportamiento de los mentirosos habituales, una forma de invención inconsciente de acontecimientos poco probables.

En este caso las mentiras se sostuvieron durante al menos 4 años. Y podrían haberse mantenido durante más tiempo de no ser por el demoledor informe que hizo público la consultora Gotham. Lamentablemente las consecuencias no sólo las pagará Jenaro: La Asociación Europea de Inversores Profesionales (Asinver) estima que hay unos 5.000 inversores que se han visto afectados por el fraude finaciero de Gowex.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies