Javier Calvo y Javier Ambrossi: “Fue difícil llegar a la conclusión de que Dios es Whitney Houston”

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/04/Javier-Ambrossi-Javier-Calvo.jpg

Javier Calvo (conocido por su personaje de Fer, el alumno gay de Física o química) y Javier Ambrossi son novios y residentes en Madrid, además de actores, dramaturgos y muchas otras cosas relacionadas con el mundo del espectáculo.

Desde hace unos meses son los responsables del guión y la dirección de la obra musical La llamada, protagonizado por Macarena García, Gracia Olayo, Anna Castillo, Belén Cuesta y Richard Collins-Moore que cuenta la historia de un campamento de verano capitaneado por unas monjas en el que el mismísimo Dios se presentará para guiar por su camino a una joven campista amante de la música latina.

Las canciones clásicas de campamento, las canciones de Withney HoustonPresuntos Implicados y temas nuevos compuestos por Alberto Jiménez, de Miss Cafeína, se mezclan en un montaje que hasta el domingo 6 de abril se puede ver en el Teatro Alameda de Málaga.

LOOQ.es ha hablado con ambos Javieres, quienes se declaran amantes de la música y los musicales, y esto es lo que nos han contado:

Con La llamada presentáis unas monjas quizá más cercanas a Sister Act que a las españolas de Entre Tieblas.
Javier Calvo: Totalmente, aunque las de ‘Entre tinieblas’ también eran muy divertidas.
Javier Ambrossi: ¡Esas tenían un tigre y todo!
Javier Calvo: De hecho, quiero recordar que a Almodóvar le ofrecieron dirigir ‘Sister Act’, porque es casi la misma historia. Las dos mezclan los mismos elementos y las dos son una maravilla.
Javier Ambrossi: Yo también he escuchado eso, pero nunca he encontrado nada al respecto oficialmente.

cartel-la-llamada-con-macarena-garcia

Macarena García protagoniza la obra de teatro ‘La llamada’.

La obra mezcla la música pop con el cristianismo. De hecho, el escenario lo preside una gran cruz en la que más que Cristo parece que quien falta ahí es Madonna.
Javier Calvo: A mí me pilló más Lady Gaga, pero me gusta también mucho Madonna. Pero es Javi el que es fan de verdad de Madonna.
Javier Ambrossi: Yo estuve en el concierto en el que sacaba aquella cruz grande, que se levantaba y cantaba ‘Live to tell’. Y sí, evidentemente, esta parte del decorado está inspirado en ese número.

Una de las monjas es fan de Presuntos Implicados. ¿Sois más de Sole Giménez o de Lydia?
Javier Ambrossi: De Sole, sin duda, ¡siempre Sole!
Javier Calvo: ¡Sole!

¿Cómo elegisteis los temas de la obra?
Javier Calvo: Estaba claro que Dios iba a cantar Whitney Houston cada vez que apareciese; estaba claro que estas chicas iban a cantar electrolatino y que iban a tener un grupo; estaba claro que las monjas iban a cantar canciones de misa, y luego estaba claro que iba a hacer canciones originales…
Javier Ambrossi: Fue muy evidente, una cosa llevó a la otra. Lo más difícil fue llegar a la conclusión de que Dios es Whitney Houston; una vez que se tuvo eso claro, lo demás fue rodado.

Eso de mezclar música pop y cristianismo ya se ha hecho también en cine, como en la película Miss Tacuarembó.
Javier Calvo: Pues fue casualidad, y la vimos después de embarcarnos en ‘La llamada’. La pusimos y no la acabamos, no recuerdo por qué. Nos desconcertó que el mismo personaje hiciese de la mala y de la buena, quizá deberíamos volver a verla.

Nada más empezar la obra, un Dios más cercano a Las Vegas que al Vaticano baja por unas grandes escaleras de humo. ¿Fue un guiño a Grease y su escena de Beaty School Dropout?
Javier Ambrossi: ¡Claro! Pero también lo pensamos después. Cuando te pones a escribir, todos los referentes salen sin darte cuenta, y luego dices ¡ostrás, si lo he copiado todo!

Y siguiendo con los musicales, la compañía de La llamada parece casi la familia Trapp de Sonrisas y Lágrimas.
Javier Ambrossi: Aquí hay familia, hermanos, amores, líos por detrás… (risas).
Javier Calvo: Y en cierto modo, también es como un campamento.

‘La llamada’ habla de cómo no puedes pedir respeto sin tenerlo

¿Vosotros tenéis experiencia en este tipo de campamentos?
Javier Calvo: Yo he ido de campamentos de verano, y Javi a campamentos religiosos, así que es una mezcla.
Javier Ambrossi: Aquí el look es más de un campamento de Wes Anderson, y la filosofía de las monjitas de verdad, que hablan de cómo me hablaban a mí: “Tienes que rezar para acercarte a Dios…” Frases sacadas literalmente de mi experiencia personal de cuando los curas del Opus Dei me decían lo que tenía que hacer.
Javier Calvo: En ese sentido, teníamos ganas de hacer el personaje de la típica mujer mayor, con mucha energía y que se creen muy modernas, y que dicen cosas tipo “¡venga, chicos!”, y que me parece muy tierna.

La obra es muy respetuosa, y no habéis caído en el morbo de hacer un subtexto que ataque a la Iglesia…
Javier Ambrossi: Es que no va de eso; cuando la veas, verás que la obra va del respeto, y no puedes pedir respeto sin tenerlo. Además, escribiendo nos hemos enamorado tanto de los personajes que era absurdo que ninguno de ellos dijera algo que no nos gustase; todos dicen cosas preciosas y tienen un fondo muy bonito. Tienen unos valores suyos propios, son súper tolerantes y toman decisiones muy modernas.
Javier Calvo: 
Más que cristianismo estamos hablando de unas monjas que sencillamente hacen todo lo posible porque unas niñas estén bien en un campamento de verano; las monjas son así, personas maravillosas y a mí me encanta. Es esa parte de la iglesia de la que hablamos.
Javier Ambrossi: No es un musical sobre la curia papal y la fumata blanca, son monjas perdidas en Segovia en mitad del campo y que hacen lo que pueden.




Hay 1 comentario

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies