En busca del pelo perdido: el microinjerto capilar

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/09/microinjerto-capilar.jpg

En cien años, todos calvos. No tiene ni un pelo de tonto. Pelillos a la mar. Echar una cana al aire… La cultura popular está repleta de dichos, refranes y frases hechas en las que el pelo es el protagonista. En buena medida es porque la caída del cabello o alopecia es una de las principales preocupaciones estéticas, especialmente en el caso de los hombres, aunque también lo es para algunas mujeres.

El calvo de la Lotería

En ocasiones conservar el pelo es una cuestión de suerte, pero la mayoría de las veces perderlo es inevitable.

A lo largo de la historia, han existido incontables métodos de soluciones capilares, con más o menos éxito. De hecho, muchos de ellos no eran más que estafas manifiestas. Hoy por hoy está comprobado que ningún tratamiento capilar consigue recuperar el pelo perdido pero, al menos, sí que están consiguiendo mantener el que queda y, en el mejor de los casos, aumentar su volumen. Entonces, ¿existe alguna alternativa para recuperar el cabello?

Recuperar el cabello perdido con técnicas de microinjerto capilar

Las técnicas de microinjerto capilar se llevan desarrollando y perfeccionando durante la última década. Y, por el momento, son la solución más efectiva para recuperar el pelo que se ha perdido. Estos métodos consisten en injertar unidades foliculares en la zona despoblada del paciente extrayendo previamente el pelo de otra zona de su propio cuero cabelludo. Esto evita que haya efectos secundarios y rechazos, ya que pertenece al mismo metabolismo.

Existen 2 tipos de técnicas de microinjerto capilar: FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) y FUE (Follicular Unit Extraction). Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que optar por una u otra depende en gran medida del tipo de cabello a transplantar y el precio que se esté dispuesto a desembolsar.

Wayne Mark Rooney

Algunos famosos, como el jugador del Liverpool Wayne Rooney, recurren a técnicas de microinjerto capilar para recuperar el pelo perdido.

Microinjerto capilar FUSS

Básicamente, consiste en cortar una tira de piel de la parte posterior de la cabeza, donde se ubican los folículos más fuertes del cuero cabelludo. Una vez extraídos, se separan los cabellos uno a uno y se injertan en la zona más despoblada.

Ésta técnica ofrece la posibilidad de injertar muchos folículos en una misma sesión, por lo que es aconsejable cuando hay que cubrir zonas grandes.

Conviene saber que esta operación deja una pequeña cicatriz en la zona posterior, por lo que se recomienda que la incisión quede cerrada con puntos internos (de cirugía estética) y que el grosor de la cicatriz no supere los 2 milímetros.

Microinjerto capilar FUE

Esta otra modalidad consiste en extraer folículos fuertes uno a uno de la parte posterior de la cabeza e injertarlos mediante micropunch (pequeñas agujas que tienen menos de 1 milímetro de grosor) en la zona despoblada. Este proceso se puede realizar de forma manual o a través del Robot Artas.

A diferencia de la técnica FUSS, esta otra, a priori, no deja cicatriz, pero hay que tener en cuenta que el pelo extraído de la zona donante no vuelve a crecer, por lo que no conviene coger demasiado para que no quede despoblada la zona trasera.

Otro dato a tener en cuenta es su alto coste (puede llegar a costar hasta el doble que la técnica FUSS), por lo que muchas clínicas solo ofrecen la técnica FUE de cara a maximizar sus ingresos.

Estudios con células madre

Actualmente la Clínica CFS Barcelona está investigando cómo utilizar la técnica FUE mediante células madre. Si finalmente se llega a aplicar, se podrá extraer pelo de la zona donante sin que deje de crecer en esta zona, por lo que se eliminaría por completo cualquier marca postoperatoria.

Si los resultados de esta investigación son exitosos habría una nueva alternativa a las técnicas establecidas. Eso sí, probablemente el precio de este nuevo tratamiento resultará aún más caro que las anteriores.

Pasos previos antes de someterse a una técnica de microinjerto capilar

Antes de recurrir a un microinjerto del tipo que sea, es recomendable hacer un tratamiento capilar de unos seis meses previos a la operación. Este consiste en aplicar minoxidil diariamente, un líquido que frena sustancialmente la caída. También es necesario tomar todos los días un comprimido de Finasteride 1mg, son pastillas que contribuyen a generar volumen al cabello en el 97% de los casos.

Finasteride Propecia

En cualquier farmacia es posible comprar comprimidos de Finasteride, que están a la venta bajo esta denominación genérica o marcas comerciales como Propecia. La caja de 30 pastillas (para un mes) cuesta unos 30 euros. La dosis de 1mg, es la recomendada para tratar la alopecia.

Este tratamiento es imprescindible, ya que consigue estabilizar la alopecia, es decir, logra la máxima cantidad de pelo de forma natural. Después sabremos con más certeza cuánta es la cantidad exacta a microinjertar.

La doctora Ana Rita Rodrigues, de la Unidad de Tricología y Trasplante capilar del Grupo Pedro Jaén explica: “El término alopecia inestable hace referencia a aquellas alopecias que pueden cambiar o revertir su estado a lo largo del tiempo. Por ejemplo el efluvio telogénico, es una alopecia que por acción de un estimulo se caen una gran proporción de cabellos en fase de telogen pero que es auto resolutiva y reversible; la alopecia areata o las alopecias cicatriciales que pasan por fases de actividad en la que se cae el pelo y otras de estabilidad; finalmente se podría emplear el término en la alopecia androgenética que todavía no esta estabilizada con tratamiento médico, y por tanto en la que no se sabe cual va a ser el ritmo de su evolución”.

Este tratamiento es aconsejable mantenerlo siempre, ya que nos ayudará a conservar nuestro pelo durante mucho más tiempo. Es conveniente evitar tratamientos como el Láser o PRP (Plásma Rico en Plaquetas) ya que son muy costosos y con poca efectividad. Eso sí, todo suma.

Un tratamiento de microinjerto capilar cuesta hasta 10.000 euros

Tanto la intervención de la técnica FUE, como la de FUSS tienen una duración de unas 5 horas, dependiendo de la cantidad de pelo a injertar. Se realiza con anestesia local, por lo que el paciente es consciente en todo momento del procedimiento.

El pelo microinjertado no se vuelve a caer, ya tiene el mismo metabolismo que el pelo donante.

Con respecto a la edad de la persona que se va a someter a una de estas técnicas, la Doctora Ana Rita comenta: “No existe límite de edad, aunque los pacientes entre 20 y 30 años de edad deben tener una alopecia androgenética estabilizada para ser considerados candidatos al trasplante”.

Desde que el pelo es injertado, suele pasar un año hasta que el pelo crece y se nota visiblemente el cambio. No es de un día para otro.

microinjerto Hilario Pino

El conocido periodista Hilario Pino es otro ejemplo de personaje público que le ha ganado la batalla a la pérdida de pelo.

El precio medio de la técnica FUSS suele ser entre 4.000 y 5.000 euros mientras que en la técnica FUE oscila entre los 6.500 y 10.000 euros.

Suele ser siempre en una sola sesión, la recuperación se lleva a cabo en un máximo de tres semanas en caso de la técnica FUSS (por la cicatrización de la herida) y de unos 5 días en la técnica FUE.

A pesar de que la cicatriz en la técnica FUSS es muy pequeña, no podemos olvidar que tiene una longitud de unos 30 centímetros que va de oreja a oreja. Si la persona se rasura la cabeza, se notará la cicatriz, por lo que debe llevar el pelo un poco largo para poder disimularla. En caso de una operación FUE a un donante con un pelo muy fino, también será recomendable no rasurar el pelo, ya que se pueden notar pequeños puntos blancos.

“En el periodo postoperatorio una de las complicaciones más comunes es el dolor, que puede ser controlado con analgésicos. El edema en región frontal es igualmente bastante frecuente. Otras complicaciones posibles son efluvio telogénico, formación de costras, foliculitis, poca densidad de los cabellos y cicatrices visibles en la zona donante”, advierte la Doctora Rita en cuanto a los posibles efectos secundarios.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies