El rentable negocio detrás de Instagram

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/11/negocio-instagram.jpg

¿Puede una fotografía delante del espejo realizada con un móvil valer miles de euros? No, ni está protagonizada por ninguna estrella del cine o del rock, ni está firmada por algún artista difunto ni esconde un turbulento secreto con el que realizar chantaje.

Hablamos de una simple foto de postureo sacada por una blogger de moda o influencer que ha sido subida a su perfil de Instagram, donde aglutina a varios miles de seguidores que, a los pocos minutos de haber publicado la imagen de marras, ya han conseguido convertirla en tema de moda en las redes sociales a base de ‘me gusta’ y comentarios.

Porque sí, las redes sociales pueden ser un negocio muy lucrativo si se cuenta con la suficiente masa de followers, e Instagram es el mejor ejemplo de esta mina de oro 2.0 que tantos beneficios mueve.

Agencias como la estadounidense Tinker Street, que representa a los fotógrafos más influyentes en la plataforma; o empresas como Popular Pays (cuyo lema es definitorio a más no poder: ‘Tus fotos valen más de lo que piensas’), se encargan de poner en contacto a los dueños de los perfiles más populares y a las marcas para asociarse.

Esta mercantilización de las imágenes puede suponer bonificaciones que van desde algunos cientos a varios miles de euros, en función de quién publique la foto y de las condiciones.

No todo vale

Sin embargo, ser popular no asegura que una imagen patrocinada sea bien recibida por los seguidores. Que se lo digan al ex-futbolista y ahora modelo Aitor Ocio, cuya instantánea ‘casual’ delante de una tienda de Orange le valió duras críticas.

“¡Siempre conectado gracias a Orange! Encantado con sus servicios y atenciones”, publicó el famoso, que ya ha realizado acciones similares para estrenos de cine, marcas de zapatillas deportivas, spas o clínicas de depilación láser, entre otros negocios.

YouTube y Twitter, otros casos dignos de estudio

Pero Instagram no es la única red social que es capaz de aportar muchos ceros a algunas cuentas bancarias selectas. Conocidos son los casos de determinados YouTubers, que no sólo consiguen beneficios por su elevado volumen de visualizaciones de sus vídeos, sino que su repercusión es tal, que han llegado a poner voces en videojuegos (como Rubius), o han protagonizado polémicas discusiones con marcas destacadas en Twitter.

De hecho, la plataforma del pajarito azul ha salido a colación recientemente al conocerse los beneficios que obtienen cuentas como @TweetLikeAGirl, controlada por un estudiante norteamericano de 21 años que puede llegar a ganar desde 400 a 1.000 euros por cada tweet o retweet patrocinado.

¿Será alguno de vosotros la próxima celebrity de las redes sociales?




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies