La película de Veronica Mars o las alternativas de la industria y el poder del fan

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/03/caretel-de-la-película-veronica-mars.jpg

A long time ago we used to be friends de una adolescente rubia e inteligente, además de perspicaz y descarada, a partes iguales. Ella se llamaba Veronica Mars y, al contrario de cómo continuaba la canción de su cabecera, con cuyo primer verso se ha iniciado este post, parece que mucha gente ha seguido pensando en ella desde que su serie fuera cancelada en 2007 como demuestra que, gracias a la financiación procedente de los bolsillos de los Marshmallows (el nombre que recibe el colectivo de fans de la serie), Veronica pase de la pequeña a la gran pantalla este viernes 14 de marzo en su regreso a Neptune para resolver un nuevo misterio y, tal vez, romper las barreras de la industria.

El 13 de mayo de 2013, el creador de Veronica Mars, Rob Thomas, y la estrella de la serie, Kristen Bell, recurrieron al apoyo de los fans para recaudar a través de Kickmaster los 2 millones de dólares en 30 días, el objetivo acordado con Warner Bros -dueños de los derechos- para poner en marcha el proyecto, además de distribuirlo y promocionarlo de una manera alternativa (y poco arriesgada económicamente).

Proyecto de la película de Veronica Mars en Kickmaster

El proyecto de la película de Veronica Mars llegó a su objetivo de financiación en menos de medio día.

Si se escribe este post es porque, obviamente, se obtuvo la cifra prometida ¡y mucho más! Solo once horas después de lanzar la campaña, la película ya tenía su financiación mínima, que siguió aumentando hasta que alcanzó los 5.702.153 dólares a través de 91.585 aportaciones y con contribuciones desde los 10 hasta los 10.000 dólares, todas ellas recompensadas con regalos según la cantidad aportada.

A la segunda fue la vencida, ya que los Marshmallows ya se movilizaron cuando el show fue cancelado a mediados de su tercer año, enviando a su nueva cadena, The CW –nacida de la fusión de su emisora madre la UPN y The WB- más de 10.000 barritas de chocolate Mars. Evidentemente, los responsables de programación eran poco golosos y prefirieron esperar a que les enseñaran el dinero.

Si bien la de Veronica Mars no es la única película financiada a través de crowdfunding (en España la primera fue El Cosmonauta (Nicolás Alcalá, 2013), ni tampoco es pionera en sincronizar su estreno en plataformas digitales y cines (el caso más exitoso en nuestro país fue el de Paco León en 2012 con su debut como director en Carmina o revienta, aunque para su segunda cinta haya vuelto al sistema tradicional), esta producción destaca por ser la primera a través de la cual uno de los grandes estudios de Hollywood se “salta” el periodo de 90 días entre ventanas de distribución, para incluso hacerla coincidir entre ellos. Aunque la distribución en cine sea prácticamente testimonial y solo se vaya a realizar en determinados países como Australia, Suecia o Canadá. En España solo se podrá visionar en servicios de alquiler o de compra online. Y para juntar todo un poco más en el tiempo, las copias en DVD se pondrán a la venta el 6 de mayo.

'Selfie' del equipo de la película del Verónica Mars

Kristen Bell subió a su Twitter esta foto junto a Rob Thomas (drch. de Bell) y a los actores de la película durante la premier.

Estos hechos convierten la película de Veronica Mars en una suerte de conejillo de indias ante posibles y futuras estrategias comerciales por parte del estudio, como indica The New York Times (vía  Mr.Macguffin).

Además de un nuevo futuro para la major, también puede serlo para esta ficción puesto que, ya desde antes de su estreno, el interés despertado por el proyecto ha permitido firmar a Rob Thomas un contrato para publicar las dos primeras novelas que continúan la trama donde deja la película y que se pondrán a la venta a finales de este mes de marzo. Mientras que la cadena que en su día la canceló ahora planea una webserie protagonizada por Ryan Hansen- Dick Casablancas en la serie-, en la que el actor se parodiará a si mismo en la búsqueda de una oportunidad para que su personaje tenga una serie propia.

Pero, ¿de qué va Verónica Mars?

Una serie neo-noir protagonizada por una adolescente que es estudiante y detective privado al mismo tiempo. Una descripción así grita cancelación desde el inicio.

Sin embargo, la fórmula funcionó entre 2004 y 2007, gracias, precisamente, a su novedad y a tener esa costumbre tan rara en televisión de tratar a los adolescentes y a adultos como seres inteligentes y pertenecientes a la misma especie. Sin olvidarse de la impecable escritura, sobre todo en las dos primeras temporadas, de tramas bien desarrolladas tanto en cuanto al arco que unía el misterio de la temporada como en cada episodio por separado.

Reparto de la tercera temporada de Verónica Mars

Imagen promocional de la tercera y última temporada de Veronica Mars.

La ficción supo tratar con sofisticación los problemas entre las clases sociales siempre en tensión en la inexistente ciudad de Neptune (California); fue dramática, sin caer en el dramatismo, para enfrentarse a trastornos mentales, violaciones o adicciones; y, si bien es cierto que la vida amorosa de Veronica tuvo gran protagonismo, su relación mejor trabajada es la que mantenía con su padre, Keith (Enrico Colantoni, Dame un respiro). Sin olvidar las referencias a la cultura pop y los one-liners que hicieron famosa a su protagonista y de los que hay miles de Tumblrs o GIFs pululando por la web.

Veronica y Keith intercambian sarcasmo

Una conversación normal en casa de los Mars.

Bastante dice de su dureza que Veronica fuera presentada con el piloto como una descastada social, a la que no le importa serlo, cuya mayor obsesión es descubrir quién asesinó a su mejor amiga y que explica cómo fue drogada y violada con la siguiente frase “¿Queréis saber cómo perdí mi virginidad? Yo también”.

Si la primera temporada se centra en estos misterios, la segunda se focaliza en un inexplicable accidente de autobús. Mientras que la tercera, ya fuera por presiones para cuadrar con la imagen de mayor levedad que la nueva cadena buscaba o una decisión en creativa, las historias tuvieron una menor continuidad y los dos misterios principales  se resolvieron antes de llegar a los últimos capítulos. Sin olvidar que en esta última temporada se daba el siempre difícil cambio en la serie de jóvenes del instituto a la universidad.

Su final, tras 64 episodios, dejó evidente y conscientemente, según ha explicado el propio Rob Thomas, más de un futuro abierto para la ficción.

De hecho, Thomas y Bell llegaron a rodar un piloto para una potencial cuarta temporada centrada en los tiempos de novata de la protagonista en el FBI, que tampoco interesó a la cadena y cuya idea su creador desechó, pero nunca la intención de conocer el futuro de Veronica, tal y como hace la película. Nueve años después de los eventos de la tercera temporada, la antigua detective privada vive en Nueva York, el lugar más alejado a Neptune posible, con una nueva vida como abogada que se ve interrumpida cuando su exnovio Logan (Jason Dohring) es acusado de asesinato y Veronica no puede hacer otra cosa que aceptar este último caso.

¿Compraréis o alquilaréis la película de Veronica Mars? ¿Por la vuelta de qué otras series estaríais dispuestos a pagar?

Cameos por doquier y cantera de estrellas

Actores famosos en Veronica Mars.

De izq. a drch.: Michael Cera, Aaron Paul, Jessica Chastain, Amanda Seyfried, Charisma Carpenter, Diana Agron, Alyson Hannigan, Joss Whedon, Paris Hilton, Lucy Lawless, Max Greenfield, Matt Czuchry, Krysten Ritter, Leighton Mester y Melissa Leo.

Revisionar las tres temporadas de esta serie de culto permite jugar una continua partida de ¿Quién es quién? en la que se entremezclan caras que vivían sus momentos de fama en esos años como Paris Hilton, con otras conocidas como las de los directores de culto y fans confesos de la serie como Kevin Smith y Joss Whedon.

Aunque el juego más entretenido es reconocer a actores antes de que les llegara la fama.

Desde Amanda Seyfried (Big Love, Los miserables), cuya muerte detonó la trama de la serie que se estrenó el mismo año en que Chicas malas (Mark Waters, 2004) o Max Greenfield (New Girl), en la piel de un oficial de policía muy diferente a Schmidt. La nominada al Oscar Jessica Chastain (La noche más oscura, Criadas y señoras) apareció en la piel de una joven embarazada con muchas razones para escapar de casa; mientras que a Aaron Paul (Breaking Bad) la policía de Neptune lo persiguió ya antes de lo hiciera la de Albuquerque.

También Leighton Mester (Gossip Girl), Dianna Agron (Glee), Armie Hammer(La red social) o Adam Scott (Parks and Recreation) tuvieron algunas escenas durante las investigaciones de los Mars.

Os dejamos con el tráiler de la nueva película de Veronica Mars:

)




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies