Enero seco: los grandes beneficios de darle unas vacaciones de alcohol al hígado

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/01/enero-seco.jpg

Enero seco es para muchos un bienvenido periodo de recuperación para el hígado después de los excesos de Navidad. El equipo de una prestigiosa web científica ha descubierto la primera prueba que señala que dejar el alcohol por un mes es bueno para nosotros, al menos a corto plazo.

Menos grasa en el hígado, descenso en el nivel de colesterol y pérdida de peso son solo algunos de los beneficios que el equipo de New Scientist ha descubierto estudiando la repercusión de un mes de abstinencia de alcohol en su nuevo proyecto Dejar la bebida, dejar los malos hábitos.

Mucha gente que bebe alcohol de forma regular decide dejarlo durante cortos periodos, pero no hay ninguna prueba científica de que esto tenga beneficios para la salud. De este modo, el equipo de New Scientist, junto con Rajiv Jalan, del Instituto del Hígado y Salud Digestiva de la Universidad Médica de Londres, se han asociado para investigar en profundidad.

La importancia del hígado para la vida

El hígado juega un papel muy importante en más de 400 procesos vitales, con funciones tan diversas como digerir la comida, desintoxicación y equilibrio de hormonas. En 2009, de las casi 12.000 personas que murieron por causas relacionadas con el hígado en Reino Unido, más de un tercio estaban relacionadas con el consumo de alcohol.

enero seco3

¿Un buen propósito para comenzar el año? Dejar de ingerir alcohol durante un mes.

Este nuevo estudio es muy revelador, ya que gran parte de lo que sabemos acerca del hígado lo hemos obtenido a partir de estudios centrados en personas con enfermedades crónicas o alcohólicas, pero hay muy pocos estudios que se hayan centrado en la función hepática de personas aparentemente sanas.

Las diversas pruebas se realizaron en el Royal Free Hospital de Londres, donde se analizaron durante cinco semanas los progresos de 10 bebedores habituales a lo largo de un mes de abstinencia.

Resultados del experimento

Al analizar los resultados, las pruebas demostraron que los 10 abstemios sufrieron cambios impresionantes en su organismo.

El nivel de grasa en el hígado se redujo entre un 15 y un 20% (la acumulación de grasa es un conocido preludio de daño hepático, que puede causar inflamación y acabar convirtiéndose en una enfermedad crónica).

El nivel de glucosa en sangre descendió una media de 16%, desde 5,1 a 4,3 milimoles por litro (el rango normal de glucosa se encuentra entre 3,9 y 5,9 mmol/l). La diabetes tipo 2 se origina cuando las células dejan de responder a la insulina, creando un alto nivel de azúcar en sangre.

enero seco2

Apartarse del alcohol provoca grandes beneficios a la salud en poco tiempo.

Este descenso del nivel de glucosa en sangre puede significar que nuestros cuerpos se vuelven más sensibles a la insulina, expulsando la glucosa extra de la sangre, creando una inequívoca mejora en el control de azúcar en sangre.

El nivel de colesterol en sangre, un factor de riesgo para enfermedades cardíacas, se redujo en casi un 5%. Además, los sujetos experimentaron una pérdida de peso de 1,5 kg de media.

Los beneficios no fueron sólo físicos. Se experimentó una significativa mejora tanto en la cantidad como en la calidad del sueño, así como en la capacidad de concentración de los sujetos del experimento.

El único resultado negativo del experimento está íntimamente relacionado con las habilidades sociales. Durante las pruebas (y, por tanto, el periodo de abstinencia) los sujetos experimentaron una reducción en la calidad y cantidad de las relaciones sociales.

503_1

No todo resultó positivo para las personas que se abstuvieron de beber alcohol. Las habilidades sociales se vieron mermadas.

“No sabemos cuales serían los resultados si, en lugar de un mes, el experimento se hubiera llevado a cabo durante 6 meses o un año, comenta Rajiv Jalan, uno de los científicos involucrados, aunque apunta a que “lo que es seguro es que los resultados serían impresionantes”.

Lo que está claro es que darle unas vacaciones a nuestro hígado, bien sea durante el popular enero seco, bien sea por motivos ajenos, trae consigo una significativa mejora en nuestra salud a corto plazo y al alcance de todos.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies