The Rolling Stones: Sus Geriátricas Majestades lo han vuelto a hacer

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/06/The-Rolling-Stones-Madrid-3.jpg

En los tiempos que corren , se antoja complicado asimilar que 54.000 personas estarían dispuestas a desembolsar entre 85 y 225 euros (con suerte) para ver a un cuarteto de músicos que ya superan los 70 años. Y aún así, no nos sorprende. ‘Los Rolling Stones‘ (aquí el The sobra) lo han vuelto a hacer.

No en vano, por algo se han ganado el título de sus Satánicas Majestades, aunque estos reyes del rock and roll demostraron con su paso por el Santiago Bernabéu que la palabra ‘abdicación’ no entra en el vocabulario de Mick Jagger, Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts.

Tras 7 años sin pisar la capital española, los Rolling apostaron por un concierto medido con escuadra y cartabón, con un setlist completo y, a ratos, sosegado en el que, como gran pega, se echó en falta el mítico Paint It Black.

Mick Jagger y Keith Richards demostrando que la edad no pasa igual para todos. Imagen: Reuters.

Mick Jagger y Keith Richards demostrando que la edad no pasa igual para todos. Imagen: Reuters.

“Es genial estar aquí otra vez”, chapurreó Jagger nada más comenzar la velada con Jumpin’ Jack Flash para luego seguir meneando la pelvis al ritmo de You Got Me Rocking y It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It); clásicos que dejan a uno claro que se encuentra ante leyendas de la música.

The Rolling Stones volvieron a Madrid tras 7 años de ausencia con un concierto medido con escuadra y cartabón

Los más veteranos del lugar dirán que esa sensación de frescura, improvisación, circo y locura se ha ido diluyendo con el paso de los años, y que nada podrá superar citas como las del Vicente Calderón en 1982. No hay duda de que el tiempo pasa para todos (aunque para The Rolling Stones lo hace a una velocidad que hace intuir un pacto con el diablo), y que si algo sigue haciendo a Richards dejar los cocoteros de lado para ponerse a acariciar la guitarra no es otra cosa que la pela; pero los que, como yo, hemos tenido la oportunidad de ver a la banda por 1ª vez (y quién sabe si última) en nuestras vidas, ésta ha sido una noche que, con total seguridad, no olvidaremos nunca.

El estadio Santiago Bernabéu no dejó de corear los clásicos de sus Satánicas Majestades.

El estadio Santiago Bernabéu no dejó de corear los clásicos de sus Satánicas Majestades.

Es verdad que el ritmo bajó de forma considerable con títulos como Can’t Be Seen o Midnight Rambler, pero cuando en la recámara hay balas de la calidad de Angie, Gimme Shelter (la voz de la corista Lisa Fischer es de las pocas capaces de dejar a Mick Jagger en 2º plano), Start Me Up, Brown Sugar y Sympathy for the Devil, se puede perdonar cualquier cosa.

You Can’t Always Get What You Want (que contó con la participación del Joven Coro de la Comunidad de Madrid) y (I Can’t Get No) Satisfaction fueron el broche de oro con el que The Rolling Stones pusieron punto y final a su cita con Madrid.

Wood, Richards y Watts, en plena actuación. Imagen: Reuters.

Wood, Richards y Watts, en plena actuación. Imagen: Reuters.

Como dice su canción, “sólo es rock ‘n’ roll, pero me gusta”. ¿Y a quién no?

Setlist

Jumpin’ Jack Flash
You Got Me Rocking
It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It)
Tumbling Dice
Angie
Like a Rolling Stone (cover de Bob Dylan)
Doom and Gloom
Out of Control
Honky Tonk Women
You Got the Silver
Can’t Be Seen
Midnight Rambler
Miss You
Gimme Shelter
Start Me Up
Sympathy for the Devil
Brown Sugar

Bis:

You Can’t Always Get What You Want
(I Can’t Get No) Satisfaction

Imagen principal: Efe

 




Hay 1 comentario

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies