Carmina, la muerte y amén

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/04/Carmina-y-Amen-01-1050x700.jpg

Tras su paso por el Festival de Cine de Málaga, donde logró el premio a la mejor dirección y a la mejor actriz de reparto por Yolanda Ramos, este miércoles llega a los cines de toda España Carmina y amén, tras el estreno de manera gratuita del pasado martes y que se pudo disfrutar en numerosas salas de toda España. Se trata del segundo largometraje dirigido por Paco León, que se convierte así casi en un veterano detrás de las cámaras, ofreciendo una historia mucho más dura (y madura) que su predecesora, Carmina o revienta.

Esa madurez cinematográfica de Paco León no ha estado reñido con el humor, que vuelve a estar presente a lo largo de toda a película, un humor mucho más negro de lo que se podría esperar. Carmina enviuda en el primer minuto de película, tal como ya se conoce a través del tráiler; su marido Antonio, “el tirantes”, muere en un abrir y cerrar de ojos.

Pero la sevillana de hierro no le va bien que su marido fallezca un sábado porque el lunes cobra la paga extra, un dinero que le viene de perlas, a ella, y especialmente a los hijos de ambos. Así que aliada con su María, su hija que ya apareció en Carmina o revienta, optan por mantenerlo en secreto y conservar el cadáver como puedan hasta que llegue el ingreso, y luego ya avisarán a las autoridades pertinentes.

Carmina y Amen 02

Si hay un tema del que la película trata, ese es sin duda la muerte. La muerte de Antonio y otras “personas que no se habían muerto nunca”. Las enfermedades terminales, que te acercan cada día a la muerte de manera irremediable. La desesperación de una madre que no sabe quién cuidará de su hijo con discapacidad el día que ella falte y que se pregunta si no es mejor acabar con la vida de ambos para evitar sufrimientos mayores. La vida de los loros, la mascota de Carmina, que según cuentan cuando uno fallece su pareja muere también. Hasta los chistes escatológicos están teñidos de la sombra de la parca.

En este sentido, cabe destacar la escena del entierro de Antonio, sencillamente magistral, en el que se realiza una sepultura normal y corriente en un nicho cualquiera, y en la que lo único que se oye es el ruido de los operarios moviendo el ataúd y cerrando con ladrillos la tumba. Una normalidad a la que no se está acostumbrado al cine, y que hará que cualquiera que haya vivido la pérdida de un ser querido se le remuevan las tripas recordando ese ritual y esos sonidos.

Pero también hay mucho humor gamberro, con Carmina volviendo a decir improperios y amenazas desternillantes, diálogos hilarantes sobre los diferentes tipos de vaginas que hay o sobre el uso de las drogas blandas, e incluso hay ocasión para la crítica política y monárquica, con un pájaro llamado Bárcenas que vive en su particular cárcel de hierro, o el sufrimiento de la vecina de Carmina por lo mal que lo pasa la reina Sofía por ver a su hija imputada y por el asunto de Corina.

Temas relacionados:

‘Carmina y Amén’, gratis en 100 cines un día antes de su estreno

5 cosas buenas y una mala de Carmina y amén

Paco León, Silvia Abascal, Leticia Dolera… de la tele a directores de cine




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies