¿Hay riesgo real de una pandemia de ébola?

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/07/unknown.png

Últimamente, se está hablando mucho de Guinea, Liberia y Sierra Leona, tres países de la parte occidental de África que se caracterizan, desgraciadamente, por encontrarse entre los países más pobres del mundo. La situación esta empeorando en esta zona ya que se ha desatado un tremendo brote de ébola que está diezmando a sus habitantes. Puede que a algunas personas les produzca indiferencia esta noticia, sobre todo a los que se encuentran a miles de kilómetros del continente africano, pero lo cierto es que deberían sentir algo de preocupación, ya que este nuevo brote amenaza con convertirse en una pandemia.

Ebola

Puede que esta afirmación parezca muy alarmista, pero podría llegar a ser una realidad debido a los medios de transporte actuales, sobre todo aviones, los cuales pueden transladar a sus usuarios hasta cualquier rincón del mundo. Si a esto le sumamos un periodo de incubación del virus de hasta 3 semanas, cualquier persona podría propagar esta terrible enfermedad a otros países sin darse cuenta de ello, ya que podría no mostrar síntoma alguno hasta llegar a su destino.

Patrick Sawyer

Os vamos a contar brevemente el caso de Patrick Sawyer, quien estuvo cerca de introducir el virus en Estados Unidos por accidente cuando regresaba de Liberia, su país natal. Acudió allí por motivos laborales, pero se encontró con la obligación de cuidar a su hermana porque padecía la citada enfermedad, y parece ser que él mismo se contagió sin ser consciente de ello. Su caso sería uno más de los cientos que se han registrado, pero éste en particular destaca porque Sawyer se desplomó en el aeropuerto de Lagos, Nigeria, cuando se disponía a regresar con su familia en Minnesota, EEUU, para celebrar el cumpleaños de dos de sus tres hijas. Desgraciadamente, Sawyer no se pudo recuperar y murió el pasado 25 de julio. Este sería el primer caso de ébola en Nigeria, pero lo cierto es que uno de los médicos que atendió a Patrick protagoniza el segundo caso de ébola en este país.

Patrick-Sawyer

“Patrick podría haber vuelto a casa con el ébola fácilmente. No puede volver a ocurrir más. No quiero más familias pasando por lo que estoy pasando, así que rezo y estoy lista para luchar” contaba su viuda. “¿Qué habría pasado si él aún no hubiese desarrollado los síntomas y hubiese llegado aquí? Habría traído el ébola, cualquiera puede traer el ébola”

Contagio del ébola

A estas alturas, puede que algunos se pregunten qué es el ébola y cómo se contagia. El ébola es un virus de la familia Filoviridae que fue descubierto por primera vez en el río Ébola (en la República Democrática del Congo, antiguo Zaire), donde fue identificado durante una epidemia en el año 1976. El virus se transmite por contacto directo con líquidos corporales infectados como sudor, orina, sangre, saliva, vómito, diarrea, semen, etc. Como deciamos anteriormente, el periodo de incubación del virus va desde 2 hasta 21 días, y durante ese tiempo la persona que lo esté incubando no es contagiosa. Existen 5 cepas distintas del ébola, y se cree que los murciélagos frugívoros son los huéspedes naturales del virus. En cuanto a los síntomas, no entraremos en muchos detalles, pero destacan fiebre muy alta, mialgia, cefalea y hemorragias, tanto internas como externas, además de vómitos y diarrea.

¿Existe riesgo real de pandemia?

No podemos saberlo con certeza, pero el riesgo de que el virus se expanda por otros países es real. En cifras redondas, se han registrado unos 1600 casos de ébola en estos tres países, de los cuales unos 900 han terminado en la muerte del paciente. La tasa de letalidad de este brote del virus se aproxima al 60%, cifra que se justifica sabiendo que no existe ninguna cura ni vacuna para luchar contra esta enfermedad, razón por la cual no se puede permitir que se extienda por todo el mundo. Con estas cifras, este es el peor brote de ébola de toda la historia.

La probabilidad de contagio en un avión no es muy alta, ya que si no se entra en contacto con los fluidos de ningún infectado, no contraeremos la enfermedad. Además, damos por hecho que, de llegar el virus a un avión, será durante el periodo de incubación, justo cuando es menos contagioso. Dudo mucho que dejen subir a un avión a una persona con los síntomas del ébola a flor de piel. Si consideramos esto, es lógico pensar que el riesgo de contagio durante un vuelo es relativamente bajo.

El problema surge cuando el portador del virus, suponemos que en estado de incubación, llega a su destino. Es mucho más probable que el ébola se extienda después del aterrizaje, ya que el huésped pasará un tiempo vital en dicho lugar, tiempo en el que el virus podrá manifestarse y hacerse contagioso, creándose así un nuevo foco de infección.

La CDC, Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, está tomando medidas estrictas para evitar que la enfermedad llegue a otros países. Por ejemplo, en algunos aeropuertos se usan las cámaras de seguridad y termómetros para medir la temperatura de los viajeros; si alguno de ellos tiene fiebre, inmediatamente se le retiene.

Si empezasen a aparecer casos de ébola en países desarrollados, ¿responderán las autoridades competentes de forma rápida y eficaz para controlar el avance del virus? Recordamos que el ébola no tiene cura, puesto que no existe un remedio preventivo como una vacuna (como en el caso del tétanos o de la hepatitis), ni una medida eficaz que acabe con la enfermedad, como cuando tomamos un antibiótico para una infección bacteriana (en este caso, debería ser un antiviral).

Actualmente, el tratamiento del ébola consiste en mantener las constantes vitales del paciente dentro de unos márgenes adecuados, tales como temperatura corporal, frecuencia cardíaca y presión sanguínea. También es frecuente recurrir a transfusiones sanguíneas debido a las múltiples hemorragias que presentan los afligidos por esta enfermedad. En otras palabras, el único que puede vencer al ébola, de momento, es nuestro propio cuerpo, más concretamente, nuestro sistema inmunológico.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies