7 consejos para recuperar el tipo tras el verano

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/08/mujer-dieta.jpg

Aunque en primavera muchos y muchas son las personas que realizan una ‘operación bikini’ para lucir un cuerpo bonito de cara al verano, lo cierto es que en estos meses se suele coger algún que otro kilo de esos que se habían perdido. Que si salir a una feria o verbena, que si ir a cenar a tal sitio, que si vámonos a la playa con el bocadillo para echar el día…

Perder algo de ese peso que se ha cogido de manera extra puede ser tedioso, pero no lo es tanto si uno se marca objetivos realistas a medio plazo, y más si realiza una serie de consejos, que más que consejos son hábitos de alimentación que sencillamente deberían estar más implantados en la sociedad

1. Bebe mucha agua

La ingesta de agua (entre litro y medio y 2 litros al día) ayuda a las funciones renales, y también a luchar contra la retención de líquidos y para eliminar toxinas. También se puede beber infusiones, caldos y zumos naturales.

2. Combina vitaminas y minerales

¿Notas cansancio a la hora de regresar al trabajo? Presta atención a si tomas las vitaminas y minerales necesarios. El mito de “come lentejas, que tienen mucho hierro” es cierto, pero si no se toma también vitamina C para sintetizar este mineral, de poco sirve. Además, es recomendable mezclar fuentes diferentes de hierro, es decir, origen vegetal y animal a la vez. Eso de “tómate rápido el zumo, que se le van las vitaminas” también es cierto; lo recomendable es tomarlos antes de media hora, ya que pasado ese tiempo la vitamina C deja de estar presente.

Realiza cinco comidas al día

Conviene comer 5 veces al día.

3. Haz 5 comidas al día

Es algo que oímos mucho, pero que pocos cumplimos. Hay que comer 5 veces al día en cantidades moderadas, más que hacer un gran almuerzo y cena. También hay muchas personas que se acostumbran a no desayunar, algo que no es oportuno y se recomienda que éste incluya algún zumo, lácteos y cereales (pan integral, por ejemplo). Es recomendable que se haga un plan semanal de comidas para evitar deslices por tener que improvisar.

4. “Por un día no pasa nada”

¿Quién estando a dieta no se la ha saltado a la torera alegando que “por un día no pasa nada”? Lo cierto es que incluir excepciones es bueno, siempre que estas sean una vez por cada 14 y que las otras sean equilibradas. Si un día vas a tener un evento, márcalo con antelación para mantener unos hábitos adecuados y poder permitirte ese día de libertad. Y sin dejar a un lado la sensatez, claro.

5. Practica deporte

El gran desafío de muchos a la hora de ponerse en forma: el deporte. La práctica deportiva ayuda a acelerar el metabolismo. Quien no pueda sacar tiempo para ir al gimnasio, puede realizar 5 minutos de actividad por cada hora, lo cual ya sería bueno para bajar de peso.

6. Adiós al alcohol y bebidas azucaradas

Tanto uno como otro son altamente calóricos. En el tema de refrescos, optar por los light. En el caso de beber algo de alcohol, siempre con moderación, conviene saber que el vino tinto tiene un mayor aporte calórico que cualquier otro.

7. Busca buenos sustitutivos

¿Quieres picotear algo? Mejor unos altramuces, por su alto contenido proteico y no tener casi grasas, que unas aceitunas o unos frutos secos. Congela piezas de de fruta (como uvas) si quieres algo dulce y fresco. Realiza con zumos de fruta tus propios polos helados. Y si quieres comer palomitas, hazla en palomiteros de aire o microondas sin aceites ni grasas, o incluso, puedes hacer palomitas de amaranto en lugar de las tradicionales de maíz, poniendo esta semilla en una sartén sin aceite.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies