Las cámaras GoPro, hasta el infinito y más allá

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2014/12/gopro.jpg

Las cámaras ya nos acompañan a cualquier sitio gracias a los smartphones. Cualquier momento único podemos inmortalizarlo, ya sea grabando un vídeo o haciendo una foto. Pero si nos centramos en las cámaras de vídeo tenemos que mencionar a las GoPro. Desde su salida en el año 2004  no han parado de ofrecernos imágenes espectaculares gracias a su gran calidad y reducido tamaño.

La idea de fabricar estas cámaras fue de Nicholas Woodman, el cual antes de partir hacia Australia e Indonesia tuvo la idea de poder surfear en las playas de estos países junto a una cámara de muñeca. Lo que vino después es una larga carrera de éxitos que han sobrepasado hasta los límites terrestres.

Un paseo por la  estratosfera y el espacio exterior

Gracias a las GoPro hemos tenido la ocasión de sentirnos repetidas veces como Alex Baugmarthen. Bueno, mejor que se lo pregunten  a Superman, Walter White o incluso a una chuleta. Sí amigos, una chuleta también ha viajado a la estratosfera. El motivo de este último caso, por curioso que parezca, tiene su sentido.

El británico Nikesh Shukla decidió lanzar la chuleta de cordero para promocionar su libro ‘Meatspace’. En un principio perdieron la pista de la cámara pero un granjero la rescató y se la entregó a sus dueños que publicaron el vídeo.

Lejos de conformarse con la estratosfera, estas pequeñas cámaras han ido más allá y han llegado a la Estación Espacial Internacional (ISS). Esta vez con un fin meramente científico. Los astronautas Steve Swanson, Reid Wiseman y Alexander Gerst decidieron introducir la cámara de vídeo en una burbuja de agua para estudiar su tensión superficial en microgravedad, dejándonos las siguientes imágenes:

La naturaleza presente en todos los viajes

Ya en la tierra, estas pequeñas cámaras han podido alcanzar lugares donde el ser humano se lo pensaría dos veces antes de adentrarse a filmar cualquier imagen. Se han visto en todo tipo de situaciones. De ser devoradas por un león y ser la compañera de una ardilla a sobrevivir en un río durante 17 meses.

Precisamente en un río fue donde la videocámara se convirtió en la comida improvisada de un oso pardo. Al final, pareció no resarcir el apetito del animal que se marchó segundos más tarde, dejando unas imágenes únicas a los realizadores del documental ‘Great Beat Stakeoout’.

Por otro lado, uno de los vídeos que más repercusión tuvo en las redes  fue la grabación del atraco a un ciclista a punta de pistola.

Una competencia cada vez más alta

Actualmente las cámaras GoPro van teniendo una competencia mucho mayor. Un claro ejemplo lo tenemos con Polaroid Cube con unas prestaciones similares. Otras compañías como Sony o JVC también se han posicionado en el mercado como alternativas a estos dispositivos que cada vez tienen un mayor tirón popular, no sólo en deportistas donde había tenido una gran demanda sino en todo tipo de público.




There are no comments

Add yours

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies