AdoptaUnTio.es: La última expresión del feminismo rancio

http://www.looq.es/wp-content/uploads/2015/05/adoptauntio-logo.jpg

La primera vez que escuché hablar de una página web llamada AdoptaUnTio.es, pensé que se trataba de una campaña viral; una broma que terminaría teniendo su explicación. Con dos años a sus espaldas en España, AdoptaUnTio sigue triunfando en nuestro país con miles de usuarias registradas e, incluso, acaba de abrir una boutique física temporal en pleno centro de Madrid.

Para los que no sepan en qué consiste esta plataforma, AdoptaUnTio es una especie de mercadillo virtual exclusivo para mujeres en el que los productos que se comercializan no son otros que, en palabras de sus responsables, “hombres-objeto”. Una suerte de tienda sexual de modernas bajo el lema “en el supermercado de las citas, las mujeres encuentran buenos chollos”.

Dichos “chollos”, los hombres, son catalogados en función de su estilo, por lo que las afortunadas clientas de la web pueden elegir un estilo para cada día de la semana: barbudos (ojo, son una ganga: “el mantenimiento está incluido”, según la empresa), tatuados, tímidos, cómicos, surferos

adoptauntio

Tan clara es la filosofía de AdoptaUnTio que su boutique efímera en Madrid ha dispuesto de varios escaparates en el que varios modelos, embutidos en una caja como la del muñeco Ken, han posado para los medios e invitadas a la fiesta de inauguración. No faltó ningún esterotipo masculino del siglo XXI: el ‘Sr. Musculoso’, el ‘Rockero’ o el ‘Aventurero’ estuvieron dispuestos a sacarse una foto con cualquiera que lo solicitara. Una especie de Barrio Rojo descafeinado en el corazón de España.

¿Soy el único al que la idea le chirría un poco? ¿Qué pasaría si en lo descrito aquí arriba se cambiaran los términos ‘tío’ y ‘hombre/s’ por ‘tía’ y ‘mujer/es’?

La gente se lleva las manos a la cabeza, y con razón, cuando se utiliza la figura de la mujer como objeto sexual; sin embargo, parece que esta cosificación del género masculino no despierta la indignación y polémica que otras campañas e iniciativas comerciales más ‘recatadas’ sí han conseguido (que se lo digan a Multiópticas y su último anuncio en televisión).

Feminismo rancio

¿Es esta la forma de combatir el machismo que históricamente ha predominado en la sociedad? ¿Es la respuesta de la mujer moderna que aboga por la igualdad de oportunidades y trato el recurrir a un feminismo igual de rancio en el que se menosprecia al otro sexo tratándolo como un mero objeto sexual?

Es cierto, vivimos en la época de lo políticamente correcto, y hasta los piropos parecen tener los días contados. Con todo, hay límites que deberían ser respetados.

Es fantástico que hoy en día existan tantas aplicaciones y servicios para ligar, y que el sexo se haya normalizado y naturalizado, faltaría más. No es cuestión de ser mojigato, ni mucho menos. Se trata de ver esta galería de imágenes y preguntarse cómo reaccionaría el colectivo femenino (y cualquiera con dos dedos de frente) ante AdoptaUnaTia.es.

Imaginad esta misma boutique con mujeres en cajas y etiquetadas por categorías. Murales adornados con frases como ‘puede levantarte soplándote la vela’ o fotos de usuarias registradas en la web con un código de siete dígitos debajo de cada instantánea esperando ser apuntado por los visitantes para luego enviarles mensajes subidos de tono.

Seguramente, muy pocas mujeres estarían dispuestas a apuntarse voluntariamente a esta plataforma, orgullosa de ser una tienda de “mujeres-objeto” en la que los hombres asumen el papel activo de contactar con la mercancía. Es más, seguramente organismos oficiales como el Instituto de la Mujer se pronunciarían a este respecto y exigirían el cierre del dominio por ser ofensivo.

Ni siquiera coexistiendo dos plataformas, una para ‘adoptar’ hombres y otra para ‘adoptar’ mujeres, la idea original sería menos cutre y sexista.

Sexismo socialmente aceptado

Hace casi un año, a raíz del escándalo en torno al Mamading de Magaluf, explicaba que muy pocas personas se sorprenderían cuando, al llegar a la entrada de una discoteca, no se cobra a las chicas mientras que los chicos tienen que pagar cierta cantidad para poder acceder al local.

Tampoco hubo revuelo cuando Abercrombie, con su política de imagen superficial, aterrizó en Madrid desplegando los abdominales de varios modelos a las puertas de su primera tienda en España. Solo les faltaba ofrecer lavados de coche.

Inauguración de la tienda de Abercrombie en Madrid. Imagen: El Mundo

Inauguración de la tienda de Abercrombie en Madrid. Imagen: El Mundo

En Semana Santa, y en relación con un tema mucho más espinoso como el de la violencia de género, la Guardia Civil publicó un mensaje en Twitter con dos imágenes en contra de la violencia en el ámbito de la pareja:

Es criticable que la Guardia Civil usara una imagen falsa en su cuenta oficial, pero, ¿no es equiparable, en términos de gravedad, no de cifras, la violencia contra la mujer y el hombre?

Es criticable que la Guardia Civil usara una imagen falsa en su cuenta oficial, pero, ¿no es equiparable, en términos de gravedad, no de cifras, la violencia contra la mujer y el hombre?

Ante la oleada de críticas recibidas, el responsable de la cuenta de Twitter tuvo que borrar el tweet. Muchos usuarios entendían que no se pueden equiparar unas muertes con otras dadas las cifras de víctimas. El PSOE, de la mano de su Secretaría de Igualdad, lo calificó como “intolerable”.

Una especie de división en dos bandos que, lejos de tender puentes entre géneros, parece querer separar a una sociedad que, a pesar de la lacra de la violencia y del machismo aún hoy imperantes en determinados sectores, avanza, poco a poco, hacia una igualdad plena.

AdoptaUnTio es la máxima expresión de una cosificación sexual que también se ha manifestado en otras ocasiones: el spot del festival gay Circuit, protagonizado por Rossy de Palma; el anuncio de Siemens y el ‘marido que no sabe poner la lavadora’; el blog de ‘tíos buenos leyendo’ (en serio, si un grupo de hombres se dedicara a sacar fotos a chicas guapas leyendo en transporte público daría miedo); etc.

Lo que hace falta entender, en definitiva, es que para la total equiparación de géneros no hay que ‘pisar’ a la otra parte. Ni que se es más mujer por ser ‘femme fatale’.

Temas relacionados seleccionados por la redacción:

La culpa del sexismo la tienes tú




Hay 1 comentario

Add yours
  1. Xavier

    Hola Àlvaro solo te puedo decir q yo creia q era el unico q pensaba como tu, lo has clavado, para mi no es dificil de entender , pero la moral las leyes la sociedad religion bla bla bla nos llevan a esto ;((
    Ha sido casualidad encontrar tu blog pero resulta q por primera vez en mi vida stoy apuntado a una pagina de contactos y pagando ,uno quiere hacer las cosas bien ya q se pone (aunque las clientas me traten como un objeto :(,
    Pues bien Adopta no tiene el mismo rasero a la hora de admitir las fotos q ponemos los chicos q las chicas , yo he puesto retratos donde mi cara no se ve bien iluminada e imagenes diversas ,todas ellas son parte de lo que yo quiero dar a conocer de mi en el perfil. A los dias el sistema me las rechaza pues segun una lista interminable de pq te las rechazan no puedo ponerlas , lo cojonudo es q ellas que NO pagan ponen ese tipo de imagenes y mas.Sorprendente y mas cuando soy un cliente q les ha enviado diversos mails para q me den una explicacion convincente no la excusa de la maquinita, no han reaccionado aun, te explicaria mas cosas sobre este asunto pero seria aburrirte , el tema no esta cerrado x mi parte y continuare hasta q pongamos las cosas en su sitio entre Adopta y yo , digo y yo pues me entero x amigas de Adopta q hay chicos que tb ponen imagenes xxx y no retratos suyos ????.
    Ya no se como tomarmelo :O

    Saludos de un fotograf emprenyat.


Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies